Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crimen y misterio en el paraíso helado

La actriz Verónica Echegui participa en la serie británica ‘Fortitude’

En el pueblo de Fortitude nunca pasa nada. Nunca en su historia ha ocurrido ningún suceso que haya alterado la tranquilidad de los contados habitantes que residen en esta pequeña localidad del Ártico. Hasta que, de repente, un crimen sirve de detonante de unos hechos que irán sacando a la luz los secretos y misterios que ocultan sus residentes

La española Verónica Echegui da vida a uno de los personajes centrales de la serie Fortitude, que estrena Movistar + en vídeo bajo demanda. “Llegué a la serie por un casting. Primero me grabé en un vídeo y luego me pidieron ir a Londres a una prueba. Al principio, el personaje era una irlandesa muy católica, y no entendía muy bien por qué me querían ver”. Pero un mes más tarde supo que estaría en un reparto con nombres como los de Sofie Gråbøl (Forbrydelsen), Michael Gambon (Harry Potter) o Stanley Tucci (Los juegos del hambre). Para la española adaptaron el personaje original y el resultado fue Elena Ledesma, empleada del único hotel de una localidad a la que llega ocultando secretos de su pasado.

El actor Michael Gambon, en 'Fortitude'.
El actor Michael Gambon, en 'Fortitude'.

A los misterios con que arranca la serie, se suman las historias personales de unos personajes que, por diferentes razones, han elegido vivir en Fortitude. Echegui fue descubriendo poco a poco la historia de Elena. “Tiene un secreto muy grande que yo no terminaba de saber al principio porque empezamos con tres capítulos escritos y, aunque los guionistas sabían a dónde iba la serie, iban escribiendo según veían lo que hacíamos. Elena es una mujer que no pega nada allí, que quiere empezar de cero, y el misterio era ella en sí misma. Me enganchó el mundo entero de ella”.

Como es de imaginar al ver los paisajes helados en los que se desarrolla la serie, el rodaje fue un tanto peculiar. “Grabamos en Islandia e Inglaterra, en tres bloques de tres semanas cada uno. Pero tampoco hizo tanto frío en Islandia, esperábamos más, ese invierno fue suave. En el estudio de Londres fue donde más frío pasé, paradójicamente”, explica Echegui sobre la experiencia que fue el rodaje de Fortitude, durante el que los intérpretes se convirtieron en una pequeña familia.

Crimen y misterio en el paraíso helado

“En el pueblo éramos unos 30 actores, todos hospedados en el mismo hotel, y no teníamos mucho más que hacer que salir por la zona a dar vueltas o quedarnos en el hotel y estar juntos. Nos llevamos genial. Jugábamos, veíamos películas… Ha sido una de las experiencias más maravillosas que he vivido”, recuerda la protagonista de Yo soy la Juani sobre el rodaje de una serie que define como “algo diferente a todo lo que hemos visto, una mezcla entre Twin Peaks, Fargo y Perdidos”.

Esta ha sido la primera ficción televisiva internacional en la que ha participado la actriz española, y se muestra más que satisfecha con el resultado. “Los productores querían que lo que hiciéramos tuviera enjundia y fuera bueno y nos dejaban cooperar. Casi todos les mandábamos correos para proponer cosas”.

La actriz espera haber encontrado en Fortitude una puerta de entrada para ella al mundo de las series internacionales. “Me encantaría acceder al tipo de series que se hacen allí. Me lo paso muy bien trabajando en otros idiomas y descubriendo gente diferente. Y me gusta mucho que los ingleses se arriesguen tanto en lo creativo. Allí, el riesgo es un valor. Si pruebas algo diferente, a la gente le llama la atención y es un incentivo para el público”, explica.

Fan confesa del formato seriado e inmersa ahora en el rodaje de la serie de Antena 3 Apaches, Echegui ve un claro punto a favor de las series frente al cine: tener más tiempo para desarrollar los personajes. “En una peli estás dos o tres meses y, cuando terminas, igual te das cuenta de cosas que te habría gustado hacer con el personaje y no has hecho. En la tele da tiempo a desarrollar más. Me gusta más la televisión pero la que está hecha con la calidad del cine”, concluye.

Con el sabor de la ficción nórdica

A pesar de ser una serie británica, en Fortitude es patente la influencia de las series nórdicas tanto en su ritmo como en su ambientación. El entorno hostil es un personaje más que influye en el comportamiento y la forma de ser de los protagonistas.

La ficción televisiva producida en Dinamarca, Suecia y Noruega ha vivido un boom en los últimos años que se ha dejado notar en producciones de todo el mundo. Desde Borgen hasta Forbrydelsen pasando por Bron/Broen, las series nórdicas ya se han convertido casi en un género en sí mismo.

Más información