Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aglomeraciones en la Noche de los Museos en Málaga

El Centre Pompidou y la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo despertaron la máxima curiosidad entre el público

Visitantes en el Centro Pompidou de Malaga.
Visitantes en el Centro Pompidou de Malaga. El Pais

Los horarios especiales en algunas ciudades con motivo del Día Internacional de los Museos coincidió en Málaga (566.913 habitantes) con la celebración de la octava edición de La Noche en Blanco, un evento que saca a la calle a miles de personas y llena los centros expositivos durante seis horas, gratuitos hasta las dos de la madrugada. Este año tenía como eje central el mar, con 183 actividades en 143 espacios diferentes.

Era previsible que las nuevas pinacotecas de la ciudad, el Centre Pompidou Málaga y la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo, inaugurados en marzo, despertaran la máxima curiosidad entre el público y así ocurrió. La filial del prestigioso centro parisino, la única que existe fuera de Francia, registró al anochecer colas que daban la vuelta al edificio (el Cubo, en el Puerto de Málaga), y cerca de la medianoche aún concentraba aglomeraciones de visitantes interesados en conocer su colección permanente y la primera temporal de su programa, compuesta por 46 dibujos creados por Joan Miró en las dos últimas décadas de su vida y abierta al público coincidiendo con este acontecimiento cultural.

El recorrido por el Centre Pompidou también es gratis hoy y mañana lunes, igual que la visita al Museo de Arte Ruso, que ofrece un paseo por cinco siglos de arte de este país (del XV al XX) y un acercamiento, en su primera muestra temporal, a la época y a la figura de Sergei Diághilev, creador de los ballets rusos. El público respondió bien a la oferta de esta pinacoteca, con grandes colas durante toda la noche en la explanada de la antigua fábrica de tabacos a pesar de que está alejado del centro urbano (se ubica en la zona oeste de la ciudad). Según el museo, superó las 2.000 visitas.

Esperas de una hora soportó el público interesado en conocer la pintura española del siglo XIX del Museo Carmen Thyssen, que en sus salas temporales se adentra ahora en la evolución del ocio vinculado al mar a través de la muestra Días de verano. De Sorolla a Hopper. El goteo de curiosos no cesó en el Museo Picasso Málaga, la marca más veterana de todas las instaladas en la ciudad, sin grandes aglomeraciones de público en su puerta y con un interés creciente conforme avanzó la noche. Además de conocer la obra del genio malagueño, esta pinacoteca clausura hoy el montaje Movimientos y secuencias y se prepara para acoger a partir de junio una gran retrospectiva sobre Louise Bourgeois.

La noche cultural malagueña se vivió en los museos y en la calle, con una marea de personas disfrutando en su paseo de música en directo e instalaciones y performances en plazas, rincones y escaparates. El Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga, que es gratis todo el año, registró también importantes concentraciones de público. No comment, la primera exposición individual del artista chino Yan Pei-Ming en España, fue sin duda la responsable de este interés.