Sexo, política y guiones falsos

Los actores y actrices de la quinta temporada de la serie relatan su experiencia en la ficción televisiva más ambiciosa

Una mañana de febrero, en un lujoso hotel de Londres, la magia del marketing convirtió por unas horas a Juego de tronos en una curiosa versión del juego de sillas. Las suites se llenaron de periodistas de todo el mundo, en grupos de diez, y los actores y actrices empezaron a desfilar, ocupando en breves turnos las sillas vacías para explicar al mundo cómo es participar en la más ambiciosa obra de ficción televisiva de la historia, cuya quinta temporada estrena ahora Canal + Series (madrugada del domingo 12 al lunes 13 de abril, a las 3.00, en VOS).

No esperen spoilers —si desconoce que Ed Stark pierde la cabeza en el penúltimo capítulo de la primera, quizá no debería estar leyendo esto— ni retratos en profundidad de las personas detrás de los héroes. Al margen de la inquietante oportunidad de ver a Daenerys Targaryen sin peluca y a Sansa Stark en vaqueros y camiseta, aquella mañana se descubrió, por ejemplo, que a veces los guionistas cuelan bromas cuando distribuyen los guiones de la temporada: entregan a algunos actores guiones falsos en los que les pasan cosas horribles.

Más información

Alfie Allen, el actor que interpreta a Theon Greyjoy, rehén ahijado por los Stark que acaba traicionando a Robb, fue uno de los elegidos. “En la segunda temporada”, explica, “me entregaron un guion en el que moría apuñalado en el corazón. Me dio mucha pena, pero era un muerte muy bonita”. Suponemos que al leer el guion de la tercera debió de pensar que había vuelto a ser objeto del humor sádico de los adaptadores de las novelas de George R.R. Martin. Pero aquello era real. Como lo es que llega vivo, aunque desprovisto de determinados atributos, a la quinta temporada.

“Es bueno no saber el destino de los personajes. Se parece más a la vida real, donde tampoco conoces tu futuro”, opina John Bradley, el joven que interpreta a Samwell Tarly, patoso y enamorado compañero de Jon Nieve, que en la quinta temporada gana peso como su consejero.

Nieve, Kit Harington en la vida real, ha decidido en esta temporada no leer el guion completo sino solo sus partes. Nada menos que 300. “Quería poder ver el resto de la serie objetivamente”, explica. “Esta es la trama televisiva más grande de la historia. En todas las demás series hay un argumento principal y todo se construye alrededor de este. Pero aquí no. Esa naturaleza expansiva es única”.

Harington no tenía experiencia profesional cuando se embarcó hace cinco años en esta aventura que le ha cambiado la vida. Ahora lucha contra el peligro de encasillarse. “Durante un tiempo solo me mandaban guiones de fantasía”, explica. “Pero mi trabajo es demostrar mi versatilidad”.

Harington avanza que Jon Nieve entra más en política esta temporada, aunque “su ambición salió por la puerta el día que vio por primera vez un caminante blanco en el bosque”.

“Es bueno no saber el destino de los personajes”, opina John Bradley

Muchos políticos, desde Pablo Iglesias hasta Cristina Fernández, se cuentan entre los fans de la serie. Emilia Clarke, que encarna a Daenerys Targaryen, sabe que “esta es una historia de poder”. “Las similitudes con el mundo de la política son obvias”, añade. Y preguntada acerca de qué político de la vida real se parecería a la madre de dragones responde entre risas que Obama.

El sexo es otro de los ingredientes clave de la serie, que algunos han tachado de machista. “No mostramos un contexto actual, sino medieval, donde los roles estaban mucho más separados”, explica Clarke. “Podrías decir que es sexista, pero era un arma que tenían las mujeres para prosperar. Por suerte todo mi sexo pasó en la primera temporada”.

Para Sophie Turner, la joven de 19 años que encarna a Sansa Stark, la serie ha sido su formación “como actriz y como persona”. “En Juego de tronos, aunque suene cursi, somos como una gran familia”, dice. “Viajas por todo el mundo y vives en un hotel con 20 de tus mejores amigos. No puedo imaginar lo que sentiré cuando todo esto acabe”.

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción