Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gánster errando en el desierto

El cómic 'Tyler Cross. Río Bravo' es un homenaje a los cineastas Quentin Tarantino, Sergio Leone o los hermanos Coen. En Francia en seis meses ha vendido 35.000 ejemplares

Un gánster errando en el desierto

Un local en medio de un pueblo del Oeste dominado por una familia, los Pragg. Chica enamorada de chico. Pistolero que aparece en las calles de Black Rock y un sheriff. Ingredientes imprescindibles para narrar una historia que se desarrolla en el desierto estadounidense a mediados del pasado siglo. El dibujante Brüno y el guionista Fabien Nury han creado una novela gráfica, Tyler Cross. Río Bravo (Dibbuks), ambientada en ese mundo de maleantes y pueblos del desierto dominados por una saga familiar. El gánster Tyler Cross es el protagonista de esta aventura que recorre 96 páginas y que en seis meses desde su edición en Francia ha sido adquirida por 35.000 personas. Ahora llega a España.

En la novela la bella Stella está a punto de casarse, el viejo sheriff Pragg cree que Tyler no es trigo limpio, una sospecha que no va desencaminada, porque en su poder tiene unos cuantos kilos de droga. El enfrentamiento entre el pistolero y la familia se masca en el ambiente. La historia, la forma en la que se cuenta, los dibujos y el guion son una especie de oda a la cultura pulp, las películas del Oeste y al género negro. Las referencias al cine están muy presentes y en el álbum diálogos e imágenes acercan a realizadores como Quentin Tarantino, Sergio Leone, Sam Peckinpah o Joel y Ethan Coen. Brüno y Fabien Nury han mezclado los elementos clásicos y tradicionales con los más utilizados en el siglo XXI para que el ritmo de la novela sea trepidante, se crucen las balas y el suspense se mantenga.

El malvado Tyler Cross, según narra Brüno en su web, ha estado 14 meses sobre su tabla de dibujo. Ha mantenido horas y horas de conversaciones telefónicas con Fabien Nury para ponerse de acuerdo sobre cada puesta en escena. Cada detalle por pequeño que fuese, señala, ha sido discutido por ambos. La relación entre ilustrador y guionista ha sido más que satisfactoria para que la mezcla de violencia, humor negro y romanticismo lacónico fuese perfecta.

El ilustrador alemán Brüno publicó por primera vez en España Nemo (Dibbuks), adaptación de la novela Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne. A partir de 2001, publica Inner City Blues con Fatima Ammari-B, una serie policíaca que transcurre en el oscuro mundo estadounidense de los años 70. En 2007, conoce a Appollo, con el que hará Biotopo (Dibbuks). El guionista francés Nury empieza a trabajar en 1998 como redactor y director de creación en publicidad y audiovisual. En 2000 arranca su carrera en el cómic con Dorison y la serie W.E.S.T., seguido de Yo soy Legión (Norma) con John Cassaday. El éxito le llegó con su serie Érase una vez en Francia (Norma), ya con Brüno. Desde entonces alterna su trabajo con los dibujantes con la creación de bestsellers. En seis años el guionista francés ha firmado 15 álbumes ilustrados. Antes de firmar Tyler Cross trabajó en televisión en una serie con Xavier Dorison y Christian Rossi. Apasionado del cine y de la ilustración, en 2007 creó junto a  Renaud Garreta la saga El maestro de Benson. Sus personajes, que viven a finales del siglo XX, se mueven en un universo en el que se mezclan el petróleo y la mafia de Boston. La galería francesa Daniel Maghen ha expuesto una parte importante de las planchas del álbum y una serie de ilustraciones del universo de Tyler Cross, creadas especialmente para la ocasión.

Más información