El Gobierno propone cambiar el horario de emisión de los telediarios

Ana Mato plantea la medida a las televisiones para adelantar el ‘prime time’

Centro de control de emisiones en Torrespaña.
Centro de control de emisiones en Torrespaña.Uly Martín (EL PAÍS)

Las televisiones tienen el principal consumo televisivo en la franja denominada prime-time, un periodo de tiempo comprendido entre las 20.30 y la 24.00. En este tramo se concentran los programas estrella de las cadenas, incluidos los telediarios nucleares. Pero el Gobierno quiere que las cadenas adelanten la emisión de los noticieros y que las películas y las series acaben una hora antes para, según dice, promover la conciliación familiar. Algunos operadores consideran esta propuesta una “injerencia” en su estrategia.

La propuesta de que los telediarios de sobremesa y noche se adelanten entre 30 y 60 minutos la lanzó este miércoles la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, durante una reunión con directivos de Uteca, la entidad que agrupa a los operadores privados de cobertura nacional (Atresmedia, Mediaset, Net TV y Veo TV). Paralelamente, se aceleraría la difusión de los programas estelares para que el prime time finalice, “como máximo”, a las 23.00. “El objetivo es que los ajustes en la programación permitan avanzar en el ámbito de la conciliación y la racionalización de horarios”, explicó el ministerio.

Pero, de momento, algunas televisiones tienen claro que no van a mover las parrillas. Al menos mientras se mantengan los hábitos televisivos de los espectadores. En una jornada normal (sin eventos extraordinarios ni partidos de Champions) del pico de máximo consumo se registra entre las 22.40 y las 22.45, según datos de los operadores. A esas horas se concentra una audiencia que supera con facilidad los 21,5 millones de personas (entre ellas alrededor de un millón de niños de cuatro a 12 años). Entre las 23.30 y la 24.00 todavía permanecen ante la pantalla 18 millones y después de las una siguen despiertos alrededor de siete millones. Actualmente, los programas estelares terminan pasada la medianoche. El miércoles, por ejemplo, MasterChef (La 1) tenía previsto su final a las 0.45, Con el culo al aire (Antena 3) a las 0.10 y B&B (Telecinco) a las 0.15.

Las costumbres del público dan un giro de 180 grados en verano. En agosto, por ejemplo, los telediarios de sobremesa (arrancan a las 15.00) tienen más seguidores que los que se emiten en el tramo estelar (21.00). Precisamente los telediarios son el punto clave para la reforma de las parrillas que plantea el Gobierno. “Uteca ha compartido la importancia de un cambio de hábitos en los ciudadanos para avanzar en la conciliación”, aseguró el ministerio. Las cadenas solo se han comprometido a estudiar las propuestas y plantearlas en la próxima asamblea de Uteca.

Pero las relaciones de las televisiones con el Gobierno no atraviesan por su mejor momento. El malestar por la orden de cerrar nueve canales antes del 6 de mayo —consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo— planeó ayer durante la Junta de Accionistas de Atresmedia. Su presidente, José Manuel Lara, se refirió a este apagón como “un ataque” sin precedentes provocado por “un error formal de la propia Administración”. Agregó que esta situación sería fácilmente subsanable por el actual Ejecutivo, “que prefiere no corregir el desacierto”. “Se nos obliga a pagar una culpa que no es nuestra sino del propio Gobierno”, se quejó Lara.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS