El viaje hasta el Oscar de Alfonso Cuarón

Repasamos en una videogalería la carrera del cineasta mexicano, premiado hoy por 'Gravity'

Sandra Bullock y George Clooney en un fotograma de 'Gravity'.
Sandra Bullock y George Clooney en un fotograma de 'Gravity'.

En Gravity, la astronauta a la deriva Sandra Bullock busca volver desesperadamente a la Tierra. Su director, Alfonso Cuarón, probablemente acaba de hacer el viaje opuesto. Porque su euforia debe de estar por las nubes, tras el triunfo de esta noche: el cineasta mexicano acaba de recibir el Oscar a mejor director.

Lo ha hecho gracias a su precioso retrato del espacio sideral y a unas imágenes que han resucitado al 3d y recordado por qué merece la pena acudir a una sala de cine y a una maxipantalla. Gravity es la obra más reciente del cineasta y, de momento, la octava. Todo empezó hace 23 años con Solo con tu pareja, historia de un don juan y de una enfermera, víctima de sus seducciones, que se venga haciéndole creer que tiene sida.

El siguiente paso de Cuarón llegó cuatro años después con La princesita. Y le llevó a caminar hasta el mismo teatro donde hoy ha recogido su estatuilla. Sin embargo, la adaptación de la novela A little princess se quedó con dos nominaciones y las manos vacías.

Tres años más y tercer largometraje. En 1998 Cuarón llevó al cine otro libro, en este caso Grandes esperanzas de Charles Dickens. El filme narraba la historia del joven Finn, de su talento por la pintura y de su amor por Estrella. Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow y Robert de Niro conforman el reparto estelar de la película.

Con Y tu mama también Cuarón volvió en 2001 a optar al Oscar, esta vez por el guion. Aunque, de nuevo, se quedó sin la estatuilla. Eso sí, el viaje de Maribel Verdú, Gael García Bernal y Daniel Giménez Cacho acabó de colocar definitivamente al cineasta mexicano en el mapa de los directores conocidos y aplaudidos.

Por eso, no resulta sorprendente que Cuarón fuera el encargado de rodar en 2004 el tercer capítulo cinematográfico de la saga del mago de gafas más famoso del planeta. Con Harry Potter y el prisionero de Azkaban Cuarón roza por tercera vez los Oscar. Las nominaciones vuelven a ser dos. Las victorias, cero.

París je t'aime no es propiamente una película de Alfonso Cuarón. O, bueno, es suya y de otros 21 directores. El mexicano rodó uno de los segmentos en los que está dividido el filme sobre la capital francesa y sus habitantes.

El (hasta ahora) penúltimo largometraje de Cuarón es de 2006. Y es, quizás, su obra más elogiada. Desde luego, lo fue por la Academia de Hollywood, que por primera vez le proporcionó tres nominaciones por Hijos de los hombres. Sin embargo, como en las anteriores ocasiones, Cuarón sumó aplausos, esperanzas y ninguna estatuilla, en la que empezaba a parecerse a una maldición. Ha durado ocho años. Aunque esta noche ha terminado.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS