Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando el rodaje es a ciegas

‘El Príncipe’ recurre a los efectos especiales para eludir el peligroso barrio ceutí

Está considerado el barrio más peligroso de España. Un asentamiento en la frontera que separa Ceuta y Marruecos formado por un laberinto de callejuelas convertido en guarida de traficantes de hachís, vendedores de coches robados y mafias de la inmigración. En las lomas en las que se levanta la barriada de El Príncipe se alternan chabolas y mansiones. Con un paro desorbitado, es el lugar de España en el que el terrorismo islámico acude a reclutar yihadistas para combatir en Siria. En este contexto, rodar una serie en El Príncipe se antoja una locura. Telecinco lo ha hecho, pero con un truco tecnológico que puede pasar inadvertido al telespectador.

Cuando el rodaje es a ciegas

Protagonizada por Jose Coronado, la serie policiaca El Príncipe se grabó prácticamente en un plató de 1.400 metros cuadrados de Madrid. Los actores rodaron a ciegas ante un croma (un fondo verde) y las secuencias se han ido montando sobre las imágenes de exteriores grabadas por un equipo de Stargate Studios, que viajó al barrio ceutí para captar escenarios en tomas de 360 grados. “Es prodigioso. A través de los efectos especiales y con una gran planificación de las escenas se resolvieron los problemas de logística y de seguridad”, comenta César Benítez, creador de la serie junto a Aitor Gabilondo. Ambos destacan el “esfuerzo impresionante” que ha supuesto levantar el proyecto ante las dificultades que entrañaba mover las cámaras en una de las zonas más inexpugnables del territorio español.

Cuando el rodaje es a ciegas

El recurso a la tecnología obedecía a una cuestión logística y también económica. Rodar en Madrid y en un plató abarata notablemente los costes (aunque solo sea por el ahorro de dietas). El sistema Stargate —utilizado en series como The walking dead o Revenge— ha permitido “que el proyecto sea viable, aunque ha habido que superar muchos retos”, dice Benítez, que hace casi una década produjo para Telecinco otra policiaca, El comisario, encabezada por Tito Valverde. “El Príncipe es una serie de género pero con un plus”, asegura.

Concebida como un thriller policiaco, la ficción (que se estrena mañana en seis canales de Mediaset, a las 22.30) se presenta como una mezcla de realismo, intriga, intensidad dramática e historia de amor imposible. Y todo ello envuelto en las contradicciones de dos mundos enfrentados por la religión y la ley. Por El Príncipe desfilan narcotraficantes, policías corruptos, agentes infiltrados del CNI, células yihadistas. “Es una ficción, pero nos hemos inspirado en la realidad, en las noticias de los periódicos”, cuenta Gabilondo, quien destaca que esta es la primera serie española en la que una familia musulmana tiene un papel fundamental. Benítez añade que el proyecto se ha abordado “desde el máximo cuidado” a esa comunidad.

Coronado interpreta a un veterano policía, respetado por el barrio que sigue la máxima de que la paz en El Príncipe solo está garantizada si existe un equilibrio entre bandas de traficantes. “Si fuera un mero espectador vería la serie. Tiene intriga, acción, romance y es actual. Como telón de fondo presenta dos cuestiones tan complejas como el narcotráfico y el terrorismo”, apunta el actor. Coronado sostiene que a través de esta producción la gente sabrá lo que está ocurriendo en Ceuta. Y admite: “Tratamos temas delicados, como la captación de menores por parte de las células yihadistas. En El Príncipe casi el 80% de los jóvenes está en paro y el futuro de muchos de ellos pasa por terminar en el narcotráfico o en entornos fundamentalistas. Es ficción, pero es terrible”.

El contrapunto del personaje de Coronado es el que interpreta Álex González, que asume el papel de un agente infiltrado de los servicios secretos. Hiba Abouk, actriz española de origen tunecino, y Rubén Cortada, de quien los productores destacan “su extraordinario nivel interpretativo y su imponente estampa”, completan el cuarteto sobre el que recae el peso de esta serie de 13 capítulos. La gran apuesta de Telecinco para el arranque del año.