la foto de mi vida

Con una pistola en el pecho

El fotógrafo Miguel Trillo ha captado en sus viajes las culturas juveniles

Miguel trillo

Fue su primer retrato digital y casi le cuesta la vida. Miguel Trillo celebró su 53 cumpleaños regalándose su primera cámara réflex y un viaje a Panamá que aprovechó para impartir un curso de fotografía para estudiantes, en un barrio degradado en el centro histórico de la capital. El retrato del skater, con su aspecto entre moderno y tradicional, fue realizado en un entorno gris y ruinoso, en una zona de acceso complicado, un fortín colonial en ruinas que los patinadores usaban para andar a sus anchas. Con su gorra de lana y su patín bajo el brazo, el skater forma parte ya y por derecho propio de su galería de personajes anónimos. Trillo, el fotógrafo que mejor ha captado las culturas juveniles y las estéticas musicales, no sospechó que la foto se convertiría en la única que conservaría del viaje a Panamá. Aprovechó la estancia para recorrer los escenarios donde perdió la vida, en 1989, su amigo el fotógrafo Juantxu Rodríguez, asesinado por un disparo de un soldado estadounidense durante la invasión de Panamá para derrocar al dictador Noriega. Pero fue después de finalizar el taller, en el curso de un viaje de placer a Colón, la ciudad donde nació el reggaetton, donde se truncó el viaje. En el coche iban cinco personas y aparcaron sin saberlo en la peor zona de la ciudad. Fotográficamente la cosa salió redonda: mucho color, música y tribus urbanas en la recámara. Pero a Trillo (Jimena de la Frontera, Cádiz 1953) lo habían visto llegar con la mochila al hombro haciendo fotos, así que lo esperaron a que volviera para retirar el coche. Amenazado por cinco pandilleros, acabó en el suelo con una pistola en el pecho. Enseguida lo tuvo claro a la hora de elegir entre la bolsa o la vida.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50