Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
se busca talento

Muñecos que respiran

El joven cineasta Francisco José Gil Belmonte rueda un corto en seis días

'Luces, cámara y acción' es un homenaje a la labor de los directores de fotografía en el cine

Imagen del estudio improvisado de grabación de Paco Gil que utilizó el programa Stop Motion Pro - Action HD. Ampliar foto
Imagen del estudio improvisado de grabación de Paco Gil que utilizó el programa Stop Motion Pro - Action HD.

Francisco José Gil Belmonte se encerró durante seis días en un cobertijo familiar para la producción de su cinta de stop motion (técnica de animación con muñecos) Luces, cámara y acción, cuyos personajes están hechos de plastilina. “No fue fácil. El calor que desprendían los focos lo dificultaba todo... los muñecos se derretían. No lograba mantenerlos en pie”, explica Gil. El corto es un homenaje a Lawrence de Arabia, de David Lean, y recrea un momento en la filmación del clásico. Gil recuerda cómo durante el rodaje una explosión supuso todo un contratiempo. Cuando el asistente de efectos especiales, Alejandro de la Paz, encendió la cerrilla está se rompió, y en medio de los gritos de la gente de producción, salió volando hasta caer en una pequeña montaña de pólvora puesta en la escenografía sin producir, afortunadamente, mayores daños.

'Luces, cámara y acción'

Dirección y guion: Francisco José Gil Belmonte

Edición:  Francisco José Gil Belmonte y Alejandro de la Paz

Escenografía y Cámara: Alejandro de la Paz

Efectos especiales: Alejandro de la Paz y Jesús Benavides

Voces: Jesús Benavides y Alejandro de la Paz

Música: Iván Gómez Rubi

El proyecto cinematográfico, presentado a Se busca talento de EL PAÍS, comienza cuando este licenciado en Psicología y técnico en realización de audiovisuales y espectáculos decide participar en la Maratón 48X3, el 17 de noviembre de 2012. Frascisco y sus amigos Alejandro de la Paz, Ivan Gómez Rubi y Jesús Benavides compitieron con otros cinco grupos. Todos debían trabajar durante 144 horas seguidas en el desarrollo del tema La fotografía en el cine; de estas, 48 fueron para la escritura del guion, otras 48 para el rodaje, y las 24 restantes, para la edición. “Se trabajaba día y noche. Comíamos junto a las maquetas que estamos elaborando, para no perder tiempo (....) La fase más estresante fue cuando animamos a los personajes ¡Hicimos capturas de imágenes sin descanso!”, explica Gil Belmonte.

Los contenidos extras de dvds de la serie británica Wallace y Gromitt o la película de Tim Burton La Novia Cadáver le han valido para agudizar sus conocimientos. Según él, “si hay algo que ha evolucionado en el proceso de realización de la animación es el cuidado en cada detalle de los personajes y el decorado; así como la fluidez de los movimientos en los planos”. El realizador tiene también como referentes a reconocidos directores de cine, que van desde Hitchcock a Chicho Ibáñez Serrador, responsable de íconos televisivos como Historias para no dormir, pasando por Alejandro Amenábar o M. Night Shyamalan. En cuanto a la animación, le interesa el trabajo hecho por la productora británica Aardman —Piratas es su preferida— o las producciones de Tim Burton- tales como Frankenweenie o La Novia Cadáver— todos ellos, opina él, deden de ser de gran interés para cualquier aprendíz de stop motion porque dan importancia a los vuelcos abruptos que surgen en la mitad de la historia, situaciones inesperadas que cambian el rumbo de la trama.

Francisco José Gil Belmonte. ampliar foto
Francisco José Gil Belmonte.

Paco Gil Belmonte suele escribir sobre temas de fondo social, aunque sin dejar de lado al género de la comedia. Así lo demuestran sus anteriores cortos Belleza, Higiene dental y Urcitania A.C. Este granadino, de 34 años, siempre parte de una idea básica o un giro argumental que sea vistoso a su parecer. “De momento me he limitado a contar historias a un nivel amateur (...), personalmente siempre contacto con amistades y conocidos para hacer mis proyectos, amigos que tengan inquietudes similares”, explica este joven que suele dar forma a sus historias donde se siente cómodo.“En casa, en mi dormitorio, en un PC que tengo junto a la cama o en la mesita de noche donde tengo una libretita en la que anoto ideas que me surgen en el rato en el que estoy intentando dormir”.

Francisco elabora los muñecos con paciencia. Un proceso de construcción que require de un esqueleto con alambre fino trenzado. A cada personaje le adhiere también una capa de papel de aluminio, y otra de escarpado, para darle consistencia.

Más información