Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Superman ratifica su alianza con DC Comics

Un juez otorga a la editorial los derechos sobre el personaje

Súperman.
Súperman.

DC Comics, propiedad de Warner Bross, podrá utilizar la imagen y el nombre de Superman en las páginas de sus cómics, en las series de televisión, en las películas y en el resto de productos sobre el superhéroe que promocione. Así lo dictaminó el miércoles un juez de Los Ángeles que dio la razón a la editorial en su lucha por los derechos del mítico personaje, que desde 2010 enfrenta a DC Comics con los herederos de Joe Shuster, uno de sus cocreadores.

Los descendientes del dibujante canadiense se habían acogido a una cláusula legal para reclamar la propiedad intelectual de Superman, alegando que la titularidad de los derechos de todas las creaciones que Shuster y Jerry Siegel -el guionista de las aventuras de Clark Kent- realizaron antes de 1978 para DC Comics habían expirado. El magistrado dictaminó que los hermanos de Shuster renunciaron en 1992 a los réditos del superhéroe a cambio de una pensión de 25.000 dólares anuales por parte de la editorial.

La decisión del juez perjudica los intereses de los herederos de Siegel, que también han reivindicado a DC Comics una participación en los beneficios del personaje animado, ya que, sin la mitad correspondiente de los Shuster, carecen del control de todos los derechos sobre Superman para hacer efectiva su reclamación.

Gracias a la resolución, DC Comics y Warner Bross se han asegurado todos los ingresos de la última revisión que el cine ha hecho del héroe. Man of Steel, el remake dirigido por Zach Snyder,  se estrenará en 2013 y su responsable adelantó en la pasada edición del Comic Con que su Superman será “más humano” que el de las anteriores versiones de la franquicia.

La primera aventura del superhéroe de Shuster y Siegel fue publicada en Action Comics en 1938. Desde su creación, ambos autores pelearon por garantizarse una parte importante de los beneficios del personaje. En abril, el cheque de 412 dólares que DC Comics emitió para adquirir la franquicia y otros trabajos de la pareja fue vendida en una subasta por Internet por 160.000 dólares.

La sentencia no ha sentado bien a los familiares de Shuster, según se desprende del comunicado que emitió ayer su abogado. “Estamos en desacuerdo con las conclusiones jurídicas y es sorprendente, dado que el juez parecía estar de acuerdo con nuestros argumentos”, señalaba. Los herederos ya han anunciado que apelarán la resolución.