Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La pasta está en los directos"

Las nuevas tendencias de promoción musical en Internet se extienden debido a la crisis discográfica.- The Furious Sessions, Muy muy Lejos, Ornitorrincos y Acordes Urbanos son cuatro plataformas que pretenden ser un referente en este campo

Este reportaje forma parte del proyecto final de la asignatura de Digital de los alumnos de la 25ª promoción de la Escuela de Periodismo UAM / EL PAÍS 2011

Hace frío en Madrid. Es un domingo de noviembre y un pequeño grupo de gente espera frente a las puertas de un bar donde se celebran conciertos acústicos. Actúa Mäbu. O lo que es lo mismo, María Blanco y su banda. La cantante camina rápido con sus zapatos de tacón a la antigua. Tropieza y Txarlie Solano, su bajo y mano derecha, la sujeta para que no se caiga. Hace 10 años un grupo como el de María habría vivido de la venta de discos pero hoy, con la eclosión de la web y las nuevas tecnologías, ya no es posible.

La crisis discográfica es cada vez más pronunciada debido a las descargas online, a lo que se suma la pérdida del interés por el videoclip tradicional. "El público demanda verdades sin trampa y eso solo lo consigue el directo", dice María. Aun así, Mäbu avanza con sus melodías alegres y dulces. Los conciertos en un ámbito más alternativo y la aparición de nuevas plataformas de promoción musical en Internet le permiten darse a conocer e, incluso, poder vivir de la música. Warner Music los descubrió, los fichó y les grabó un EP (disco de corta duración) llamado Hallo. "Pero no es como hace años", explica la líder de la banda. "Antes, las multinacionales se ocupaban de la promoción. Hoy no arriesgan y los músicos nos tenemos que buscar la vida solos".

VÍDEOS EN EXCLUSIVA

Vídeo de Sidonie / Vídeo de Aaron Thomas

Cada plataforma tiene su peculiaridad: grabar en escenarios urbanos, fusionar dos canciones de dos grupos diferentes o utilizar un estudio profesional

"Las grandes discográficas son como dinosaurios, están condenadas a extinguirse"

Estas iniciativas de promoción en la Red se presentan como una salida. Pretenden convertirse en referente en este campo todavía sin explotar y, de momento, ofrecen gratis vídeos para promocionar a bandas. Los creadores de esta tendencia saben que Internet es una de las pocas vías de escape. Y no es para menos. Justin Bieber se hizo famoso gracias a su madre, que colgaba los vídeos de sus actuaciones en YouTube. También Lily Allen usó la Red antes de que apareciera su primer sencillo, Smile, y Vetusta Morla, que recibió el premio Rolling Stone a mejor grupo y disco del año (2011), comenzó así: sin más promoción que las redes sociales e ir de boca en boca.

Directos gratuitos en la web

Estos melómanos, jóvenes enfermizos consumidores de música, son los que se han lanzado desde mediados de 2010 a crear plataformas cibernéticas de promoción musical. Ponen dinero de su bolsillo, no ganan nada ni cobran nada por hacerlo. Lo único que consiguen, según confiesan, es que en el mundo de la música indie y underground sean cada vez más reconocidos y sus servicios más requeridos. Los integrantes de las iniciativas que han surgido en los dos últimos años lo advierten: "Al principio éramos nosotros los que llamábamos a los artistas para participar. Nueve meses después, es al revés", explica Alberto Pérez, uno de los responsables de la creación, en marzo de 2011, de The Furious Sessions, un proyecto conjunto de los Estudios Sol de Sants y la productora RiD Produccions.

La peculiaridad de su iniciativa es una alta calidad audiovisual en sus trabajos. En el estudio graban una canción en directo con entrevista incluída. Los tres socios, Alberto Pérez, Bernat Rueda y Javier Domínguez, consensúan la elección de la banda y, con la colaboración de Planeando Truchas, crean un ambiente preparado especialmente para el grupo. "Este proyecto nos aporta beneficio cero, pero nos encanta hacerlo", asegura Alberto. Aspiran a que, en un futuro, sean las discográficas las que pongan el capital. "La pasta está en los directos", sentencia.

Mäbu fue la primera en participar en su proyecto. La llamaron, organizaron un escenario en el estudio y lo colgaron en su portal y en las redes sociales. "Las visitas de los vídeos aumentaron", afirma la cantante. "Pero es un favor por otro favor. Yo le ofrezco mi música, ellos me ofrecen los medios. Ambos ganamos".

Todas las plataformas se basan en el mismo concepto y todas necesitan de bandas para crecer, pero cada una tiene particularidades. Acordes Urbanos graba en los rincones de la ciudad de Valladolid. Pueden filmar un día junto a un río y otro en una tienda de muebles viejos. Víctor Alonso, uno de los realizadores de la página creada en octubre de 2010 a partir de su revista cultural online Notedetengas, opina que el videoclip ya no es efectivo. "La gente busca algo distinto, momentos únicos". Adrià Ramírez y Víctor Fernández, los fundadores de Ornitorrincos están de acuerdo. Por eso ofrecen dos grupos en uno. Dos canciones de dos bandas totalmente diferentes fusionadas en una sola canción. A eso lo llaman hacer el ornitorrinco y aseguran que amplía fronteras. El proyecto surgió de Missalabama (2007), una mezcla entre productora, estudio de diseño gráfico y agencia de publicidad que crearon al salir de la universidad y verse sin trabajo.

Sandra Santacana, Almudena Jiménez y Daniel Esteras tuvieron la misma idea al crear su pequeña productora, Muy muy lejos. Su historia es muy parecida a la de Ornitorrincos. "No había trabajo por culpa de la crisis y no queríamos quedarnos quietos", explica Daniel. En junio de 2010 decidieron implicarse en el mundo musical de una manera más activa realizando conciertos en directo en lugares urbanos o en salas. Es una mezcla de los otros tres. "Solo nos han pagado cuatro proyectos, externos a esta iniciativa de promoción", pero Daniel lo cuenta animado y asegura que es, "sin duda", una inversión de futuro. La meta de todos ellos es que las discográficas terminen haciéndose cargo del coste y, más adelante, poder tener beneficios con sus proyectos.

Adrián Vogel, periodista musical y productor discográfico ya retirado, trabajó en la revista EFE EME, en RNE, en CBS/Sony, entre otras. Vogel opina que estas iniciativas están ampliando las oportunidades para los nuevos músicos. "Pero no se consigue la masa crítica debido a la falta de selección. No es mejor ni peor, es el presente", declara. Añade que la crítica está perdiendo fuerza y que el público valora más las recomendaciones de amigos y de redes sociales. Esteban Girón trabaja para Heart Of Gold, una promotora musical afincada en Madrid. Desde su punto de vista, estas plataformas son una herramienta complementaria en su trabajo. "Son más innovadoras y funcionan con presupuestos más pequeños pero no nos van a sustituir en el mundo de la promoción. Nos necesitan tanto como nosotros a ellos". Clara Alcaraz, socia de la empresa de promoción Promosapiens, asegura que tienen que consolidarse y ganar en seriedad. "Lo que sí es cierto es que todo suma y que los músicos emergentes no tienen otra opción".

Crisis discográfica

La industria discográfica ha perdido 40 millones de euros en el primer semestre de 2011 en relación con el mismo periodo de 2010, según los últimos datos de Promusicae, asociación que agrupa a la industria fonográfica española. Girón señala, sin embargo, que el trabajo de las discográficas es fundamental y necesario pero apunta que estas multinacionales de la música son como dinosaurios: "Son muy lentas y se terminarán extinguiendo".

The Furious Sessions, Acordes Urbanos, Ornitorrincos y Muy muy Lejos tomaron la idea de la francesa Blogothèque y de sus Concert à emporter (Conciertos para llevar, en francés). Ellos revolucionaron el formato videoclip y lo transformaron en conciertos en vivo. Se adelantaron por unos meses a Myspace, ni siquiera existían Facebook o Twitter. La nueva tendencia de promoción de grupos nacía con ellos.

Todos los miembros de los distintos proyectos coinciden en que estas iniciativas de promoción musical todavía no están estandarizadas pero que ya forman parte del presente. "Las discográficas piensan en los viejos tiempos", sostiene María, la cantante de Mäbu, ante de dar comienzo el concierto. "Pero van a tener que adaptarse a esta nueva era", sentencia.

El concierto empieza. Aplausos, silencio, a cantar.

La promoción cibernética también es global

Francia. Blogothèque: La fuente de la que bebieron todas las nuevas iniciativas de promoción musical españolas. En 2005, los parisienses Christophe Chryde y Vicent Moon tuvieron la idea de hacer videoclips baratos para descargar. Los llamaron Concerts à emporter y, según la cadena CNN y el cantante del grupo R.E.M, Michael Stipe, revolucionaron el mundo del video musical. Empezaron por descubrir lo más indie y por grabar a grupos que prácticamente nadie conocía. Por ejemplo, Beirut. Ya han llegado a 325 Conciertos para llevar y las bandas ya no son pequeñas y desconocidas. Han grabado a grandes artistas como Tom Jones, R.E.M o Enrique Morente.

EE UU. Fromthebasement: Es una iniciativa del productor musical de Radiohead, Nigel Godrich. La plataforma graba, desde 2009, conciertos en formato íntimo de grandes bandas como PJ Harvey o The Kills, y luego los promociona en la Red. La calidad del audio y del vídeo es totalmente profesional. The Furious Sessions,también heredera de Blogothèque, se ha basado en esta iniciativa: estudio, intimidad y audio y vídeo de calidad.

Italia. InBloom Project: es un proyecto que fundaron en marzo de 2011 tres jóvenes romanos: Raffaele Ferrone, Simone Folcarelli, Daniele Brusca y Fabrizio Ravena. Los tres tenían una misma idea, ser un referente en la nueva promoción musical web en su país. En Italia, según dicen, nadie arriesga con los músicos del panorama underground y con este portal pretenden dar visibilidad a las bandas emergentes. Una grabación íntima, de estudio y gratuita.Tres canciones, una entrevista y una sesión fotográfica esperan a las bandas que participan con ellos. Los últimos que lo han hecho han sido Mosèèk, un grupo emergente que sacó disco en 2010 y que ha ganado concursos en toda la península italiana. Desde su punto de vista, este tipo de proyectos son el presente y el futuro. "La música no solo se debe escuchar, también hay que verla".

Brasil. Bandas de Garagem: Los informáticos Lívio Mathias y Bruno Paz crearon la página en 2004. La idea era concentrar grupos independientes en un solo lugar, donde el público pudiese conocerles por género. El servicio es gratuito e incluye un perfil con sus músicas, fotos y agenda de conciertos. Grupos como Fresno y NX Zero, ambos famosos en Brasil, se dieron a conocer a través de esta página. Pese a que el término garaje esté asociado al rock, grupos como Parangolé, de un ritmo étnico, también tuvieron éxito y, aún así, sigue con su perfil en el BDG.

Más información