"Nada ha habido en la televisión que me compensara para dejar de hacer cine"

El actor ha terminado su primer guión cinematográfico y prepara tres películas como actor.- A partir de las 22.00 actúa en Santander en las Noches de Teatro que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

Este año ha rodado en la fría Lituania, en octubre se pondrá delante de una cámara en Grecia y el año que viene grabará en Uruguay. El actor Juan Diego Botto (Buenos Aires, 1975) tiene pendiente tres películas (dos de ellas, bajo las órdenes de Gerardo Herrero). Y en apenas dos semanas ha terminado su primer guión cinematográfico. Quizás por eso no tiene prisa por hacerse un hueco en la pequeña pantalla: "Soy un actor lento para televisión. Me gusta tener mucho tiempo para preparar mi trabajo", ha expresado el actor hispano-argentino tras comentar los textos dramáticos que interpreta, a partir de las 22.00, dentro del ciclo las Noches de Teatro que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.

El intérprete de Martín Hache ha precisado que los trabajos que le han ofrecido hasta ahora "no compensaban" como para abandonar otros proyectos cinematográficos, aunque ha considerado que las actuales series televisivas "no tienen nada que ver con las de antes". "El talento de los actores de cine se ha pasado a la televisión", ha añadido. "Más tarde o más temprano, llegará ese proyecto de televisión que reúna todas las condiciones", ha zanjado.

Botto, que recientemente ha vuelto de rodar Sangre en la nieve, dirigida por Gerardo Herrero ("he pasado mucho frío, un frío doloroso que, por lo menos, le da realismo a la película"), ha anunciado que desde octubre grabará un largometraje greco-ruso, entre Atenas y San Petersburgo, que narra la historia de un pirata comerciante de caviar. Será "el único español" que trabaje en esta coproducción. A principios de 2012 volverá a trabajar bajo la dirección de Gerardo Herrero, esta vez en Uruguay, con la película La alemana.

Pero lo que "especialmente ilusión" le ha hecho ha sido terminar su primer guión cinematográfico, Despertares y celebraciones, una obra de teatro que él mismo escribió hace cinco años. "Ha sido muy difícil porque es una tarea muy solitaria, pero como todo lo que es nuevo para uno, cuando lo conquistas es muy satisfactorio", ha expresado sin concretar quién será el director que lo convierta en largometraje: "De momento ya tenemos el guión. No sé si yo mismo lo dirigiré o será otro. Y aunque lo supiera no te lo diría", ha dicho con una sonrisa.

Lecturas dramatizadas desde las 22.00

Cuando se trata de hablar de teatro, Juan Diego Botto no mira el reloj. "Si me enrollo mucho, me cortáis; porque a mí hablar de teatro es algo que me gusta bastante". El actor desmenuza cada obra de Anton Chèjov o de Tennessee Williams con la inocencia de quien los acaba de descubrir. "Son obras que muy pocas veces se montan [se llevan a escena] y, además, tenía ganas de volver a leerlas", ha expresado.

El actor va a interpretar Háblame como la lluvia y déjame escuchar de Tennessee Williams, El oso de Anton Chéjov y El hombre de la flor en la boca de Luigi Pirandello. Son textos breves ("entre 20 ó 25 minutos") que abordan distinta temática: el enfrentamiento entre la vida y la muerte, la soledad y la decadencia de la sociedad. La cita es gratuita y se desarrolla en el jardín de la biblioteca Menéndez Pelayo de Santander.

UNIVERSIDAD INTERNACIONAL MENENDEZ PELAYO
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS