Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se retrasa a mayo el juicio contra el médico de Michael Jackson

El juzgado retrasa la vista un mes y medio para que los abogados tengan más tiempo

Conrad Murray, el médico que atendió al cantante Michael Jackson antes de su fallecimiento, será juzgado a principios del mes de mayo por homicidio involuntario. Estaba previsto que el proceso comenzara el 24 de marzo, pero el juzgado ha decidido retrasarlo para que los abogados de las partes tengan más tiempo para intercambiar información.

Murray se enfrenta a una posible condena de hasta cuatro años de prisión por homicidio involuntario, ya que suministró al rey del pop una dosis excesiva de propofol, un potente anestésico de uso hospitalario. El médico ya compareció en una vista oral ante un tribunal de Los Ángeles el pasado 7 de febrero, a href="//www.elpais.com/articulo/cultura/medico/Jackson/declara/inocente/homicidio/pagar/fianza/elpepugen/20100208elpepucul_6/Tes" target=blank>ante el que se declaró inocente. Sin embargo, el juez que lleva todo el proceso, Michael Pastor, ha decidido que existe suficiente base jurídica para sentar a Murray en el banquillo.

El cantante Michael Jackson falleció en su casa de Los Ángeles el 25 de junio de 2009 tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. Conrad Murray trabajaba para la estrella desde seis semanas antes de su fallecimiento, y se encargaba de controlar su estado de salud. Jacko tomaba con frecuencia propofol, y aunque el día antes de su muerte Murray le administró varios calmantes para que durmiera con tranquilidad, el cantante exigió el anestésico y amenazó con cancelar los ensayos de la gira que preparaba si no se le administraba. Finalmente Murray aceptó y le inyectó el medicamento a Jackson, y, según la investigación de la fiscalía, le desatendió para hablar por teléfono. Cuando volvió y le encontró sin signos de vida aparente, recogió los medicamentos esparcidos por la habitación durante 25 minutos, y después avisó a los servicios de emergencias.