Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Peñajara protagonizan un primer encierro muy rápido y limpio

No hay heridos por asta de toro pero sí dos trasladados a los hospitales.- Uno ya ha sido dado de alta

El primer encierro de las fiestas de San Fermín, protagonizado por la ganadería Peñajara, ha sido muy rápido (dos minutos y 23 segundos) y limpio. La manada ha permanecido unida la mayor parte del recorrido hasta la calle Estafeta. No hay heridos por asta de toro y sólo dos trasladados a los hospitales. Esta ganadería no visitaba San Fermín desde su debut el 11 de julio de 1998.

El encierro ha comenzado puntual a las ocho de la mañana, después de que los mozos entonaran su tradicional cántico ante la hornacina del santo, situada en Santo Domingo. Instantes después y una vez escuchado el cohete, los seis toros han salido de los corralillos precedidos por los mansos y han enfilado la cuesta de Santo Domingo donde esperaban los corredores para iniciar la carrera.

La manada ha avanzado agrupada hasta el Ayuntamiento y ya en Mercaderes se han podido ver las primeras caídas de los corredores. Los astados han alcanzado la calle Estafeta a bastante velocidad y en este tramo se han visto bonitas carreras de varios mozos. En la curva de Telefónica varias personas se han caído al suelo, pero la manada ha llegado al Callejón de la plaza de toros prácticamente unida.

Los seis toros de Peñajara, que el año pasado no pudieron ir a Pamplona por enfermedad, serán lidiados esta tarde por los diestros Diego Urdiales, Luis Bolívar, y Salvador Cortés.

En cuanto a los heridos, uno ha sido conducido al hospital Virgen del Camino desde el callejón de la Plaza de Toros. Es un varón australiano de 18 años, W.N., y sufre policontusiones. Su pronóstico es grave tras diagnosticarle la fractura de tres vértebras lumbares. El otro es un varón de Zaragoza, H.T.C., de 20 años, recogido en la calle Mercaderes y que sufre traumatismo ocular leve. Estaba ingresado en el Hospital de Navarra y ya ha sido dado de alta.