Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kubrick y Visconti, según la Orquesta Nacional de España

El programa para la temporada 2010-11 rendirá homenaje a la música en el séptimo arte

La última media hora de El Gato pardo, obra literaria adaptada al cine por el italiano Luchino Visconti en 1963, discurre en un salón de baile lleno de espejos. Son treinta placenteros minutos de música llevados a la pantalla grande. Las piezas que componen esta escena y las de otras películas serán interpretadas por la Orquesta Nacional de España a lo largo de la temporada 2010-11. Así lo ha informado hoy en el Auditorio Nacional de Madrid Josep Pons, director de la formación musical. La orquesta ofrecerá un total de 11 programas temáticos dentro de su ciclo de abono, además de dos conciertos del ciclo Septiembre Sinfónico.

El cine y la música. Dos artes indisociables. La temporada de la Orquesta Nacional de España incluirá piezas de autores famosos que sedujeron a grandes directores de cine, como Música para cuerda, percusión y celesta de Bartók para El resplandor o la Cabalgata de Valquirias de Wagner para Apocalypse Now, la primera de Kubrick y la segunda de Francis Ford Coppola, entre otras. También ejecutarán otras piezas escritas específicamente para el cine, de autores contemporáneos como Bernard Herrmann, Max Steiner o Nino Rota, los clásicos John Williams y Wojciech Kilar.

Pons ha señalado que la música de cine "teñirá" sus habituales ciclos del Septiembre Sinfónico (con dos programas del que destacan Alberto Iglesias y su suiteVolver, Miguel Asins Arbó y su Fox-trot de Plácido, Roque Baños y su suite Alatriste). La propuesta de la OCNE para su denominada Carta Blanca estará también vinculada al cine y será dedicada a uno de los compositores de mayor "pegada" en la actualidad y autor de las bandas sonoras de las últimas películas de Francis Ford Coppola (Tetro y Youth without you), el compositor judeo-argentino Osvaldo Gojilov.

Entre los solistas instrumentistas invitados que figuran para la próxima temporada, sobresalen los pianistas Lang Lang, Arcadi Volodos, Elisabeth Leonskaja, Nikolai Demidenko; y los violinistas Vadim Repin y Janine Jan. A ellos se suman voces como las de Barabara Hannigan, Natalia Stutzmann, Caroline Stein, Andrew Foster-Williams, Joennifer Larmore, José Manuel Zapata y Karen Cargill.

La programación incluirá, además de estas iniciativas, un Ciclo Mahler y un pequeño circulo Brahms, así como la presencia de "uno de los músicos más grandes" del momento, Olivier Knussen. En palabras de Josep Pons "un hombre muy selectivo", al que ha "ha costado años conseguir" para que esté en Madrid. Josep Pons recalcó que la orquesta continúa con sus iniciativas sociales, tales como ofrecer conciertos en hospitales y escuelas o abrir las puertas de sus ensayor para personas sin hogar. "Dar un concierto es muy poco, pero es realmente gratificante cuando, por ejemplo en un hospital, se te acerca alguien para decirte que lograste sacar una sonrisa a un niño", afirmó el director de la Orquesta Nacional.

Josep Pons ha destacado hoy que ésta será una temporada "cargada de actividad". El diseño de la temporada, ha dicho, sigue en línea con su propósito de que la formación siga siendo "referente" de calidad y repertorio, "embajadora cultural" de la música española y "huésped internacional para los grandes nombres".