Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se busca estatuilla de Goya robada

La Academia de Cine denuncia que el galardón al mejor documental ha sido sustraído

Las estatuillas de los Goya, los premios de la Academia española de Cine que fueron entregados este domingo, son muy valiosas. Por la noche, en una de las fiestas de celebración en un bar de la madrileña calle Echegaray desapareció una de estas estatuillas, concretamente la de mejor largometraje documental, que había ganado el realizador Albert Solé.

Más que el valor económico del Goya en sí, al realizador, ya de regreso en Barcelona, le duele el robo por "un motivo sentimental". "No se lo podré enseñar a mi hija cuando llegue a casa", ha dicho Solé, quien ha decidido denunciar el hecho en comisaría.

Desde 1987, la estatuilla es obra del escultor José Luis Férnandez, quien en 2007 declaró al EL PAÍS que ninguna estatuilla es exactamente igual que otra. El primer Goya lo hizo Miguel Ortiz Berrocal, pero era más pesado y complejo que el actual.

"Albert Solé se fue a celebrarlo con el equipo de Los crímenes de Oxford y lo dejaron en el guardarropa y cuando volvieron a por sus abrigos el Goya no estaba", ha declarado a la Cadena SER la presidenta de la Academia, Ángeles González-Sinde.

"Si alguien tiene algún amigo que de la noche a la mañana tiene un Goya al mejor documental, y nunca ha hecho un documental, por favor que le haga entrar en razón y lo devuelva. Albert tiene un disgusto del diez", agrega la cineasta. "Apagamos las luces y que lo devuelvan a la Academia, en la calle Zurbano. No haremos preguntas", concluye.

La Academia nunca ha difundido el precio de cada estatuilla. Según señalaba el autor de la escultura en 2007, cada año se elaboran algunas piezas de repuesto.