Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ley del Cine echa a andar como "un espaldarazo al sector"

El Gobierno aprueba el desarrollo de la norma, que simplifica trámites burocráticos y regula las ayudas

El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Cultura, ha aprobado hoy un Real Decreto que desarrolla los aspectos de la Ley del Cine relativos a las ayudas al cine, la calificación de las obras cinematográficas y audiovisuales, su nacionalidad, el Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales, el funcionamiento de las salas de exhibición cinematográfica, las coproducciones con empresas extranjeras y los órganos colegiados con competencias consultivas en determinadas materias. La vicepresidenta De la Vega ha asegurado que esta nueva norma pretende dar un "espaldarazo al sector".

El texto del Real Decreto establece novedades entre las que destacan las siguientes:

Se simplifican los trámites que las empresas cinematográficas han de realizar ante la administración para la obtención de la resolución de nacionalidad, la calificación de la película, el certificado de distribución o la inscripción en el Registro de empresas. Así, por ejemplo, desaparecen los certificados de calificación de películas, para cuya expedición era necesario el pago de la tasa correspondiente y se sustituye por la resolución de calificación para cuya obtención se han suprimido requisitos contemplándose además la posibilidad de solicitarla junto con la resolución de nacionalidad.

Desarrolla la regulación general de las ayudas al sector en los ámbitos de creación, producción y distribución de proyectos cinematográficos, así como para el empleo de nuevas tecnologías y la conservación del patrimonio cinematográfico. Las convocatorias de estas ayudas se realizaran por orden ministerial. Incentiva la creación de Agrupaciones de Interés Económico para la producción de películas.

Favorece las coproducciones con empresas extranjeras flexibilizando los requisitos para la aprobación de las mismas. Establece diversas medidas de lucha contra la piratería de obras audiovisuales tanto física como en Internet. Abre un espacio al consenso entre operadores televisivos y productoras inematográficas para la aplicación de la inversión en cine del 5 % de los ingresos de las televisiones.

Busca incrementar la colaboración con las Comunidades Autónomas en el fomento de las salas de exhibición y de las películas en lenguas cooficiales, así como en el establecimiento de criterios comunes en la aplicación de esta norma.

Fomento del cine español

El desarrollo de la Ley del Cine, a través de este Real Decreto, afirma el Gobierno, supone "un paso más en el fomento del cine español y en el reconocimiento de la importancia que este sector" tiene tanto desde el punto de vista cultural como económico.

Si las últimas cifras de control de taquilla hablan, a fecha 31 de octubre, de que el cine español experimenta una mejoría respecto al pasado año (con una cuota de mercado del 14,19%, un punto superior al global de 2007, con 12.342.961 espectadores y por encima de 70 millones de euros recaudados hasta esa fecha), esta nueva norma, señala el Ejecutivo "establece las bases para consolidar el tejido industrial de nuestra cinematografía y mejorar la presencia de las películas españolas en el mercado".