Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La sequía de Chapero-Jackson

Después del éxito conseguido con su anterior corto, 'Alumbramiento', Eduardo Chapero Jackson estrena su nuevo corto titulado 'The End' con Miguel Ángel Silvestre en el reparto y la sequía como tema central.

ELPAÍS.com te ofrece seis clips en exclusiva del cortometraje 'The End' del director Eduardo Chapero-Jackson

Quién creyera que después del éxito mundial de su anterior obra, el multipremiado cortometraje Alumbramiento, Eduardo Chapero-Jackson corría el riesgo de pasar una temporada en seco, se equivocaba. Ayer se presentó en la Expo de Zaragoza su tercer corto justamente con la sequía como tema principal y con la expectación que genera la obra de unas de las grandes esperanzas del cine español y, más frívolamente, por la presencia en el reparto del actor, y sex-symbol a tiempo parcial, Miguel Ángel Silvestre. El corto se titula The End y durante media hora sitúa al espectador en una inquietante situación: ¿Qué pasaría si el agua fuese un bien tan preciado como el petróleo?

"No es ciencia ficción, ni política ficción, The end es un drama", explica Chapero-Jackson desde Zaragoza. 'El problema del agua es un problema muy serio que se nos viene encima y quería explotar sus posibilidades dramáticas'. Y este madrileño lo hace fijándose en el género del western para jugar a llevar al extremo a una familia muy al estilo del Apocalipsis descrito por Cormac McCarthy en su impactante novela La carretera. Grifos con monedas, agua mineral bajo llave, agua potable con escolta... Una pesadilla servida con la habitual sensibilidad del joven director y su incontestable maestría a la hora de filmar las sombras.

Chapero-Jackson admite que a raíz del éxito de Alumbramiento la producción de este corto ha sido más fácil: "Ahora me hacen caso", dice entre risas. Pero los treinta minutos de metraje fueron el resultado de una intensa semana de rodaje junto a un reparto internacional en la provincia de Almería. Un lugar, según el cineasta, 'con grandes posibilidades expresivas' que contó con la compañía de la gran estrella del firmamento televisivo español del momento: Miguel Ángel Silvestre. "Miguel Ángel y yo somos amigos desde la escuela de cine. Creo que es un crack por eso me apetecía darle un papel en el que tuviera la oportunidad de mostrar una cara diferente". Melena y gorra esconden al Duque televisivo pero, tranquilas, sigue su conocida voz partida.

Después de su paso por la Expo de Zaragoza, el corto será exhibido en el Festival Almería en Corto para después tener un pase especial en Sevilla y continuar a partir de finales de diciembre con el circuito normal de un cortometraje en España. "El circuito de festivales es esencial para el recorrido de un corto español" explica sobre la vida de esta intensa pieza de media hora. "Esperemos que se vea y que haga pensar", concluye.