Hallan en Lepe la pelvis de una foca que vivió hace cuatro millones de años

El hallazgo podría corresponder, según los investigadores, al fósil de la especie más antiguo del registro geológico europeo

Trabajadores encargados de limpiar y preparar los fondos expositivos del futuro Centro Provincial de Interpretación Paleontológica Ciudad de Lepe (Huelva), han hallado restos fósiles que se corresponden con el hueso pélvico izquierdo de un pinnípedo perteneciente a una foca que podría tener, según los directores del proyecto, alrededor de cuatro millones de años de antiguedad.

Según ha explicado el paleontólogo Fernando Muñiz, que coordina este futuro centro divulgativo, el estudio de este hueso fósil se ha realizado de forma conjunta con el equipo internacional de paleontólogos, que integran los doctores Irina Koretsky, del Laboratory of Evolutionary Biology (Howard University) de Washington y Raúl Esperante, del Geoscience Research Institute de California.

Género y edad, las claves por resolver

Muñiz y compañía están profundizando en el estudio biométrico del hueso pélvico para afinar de qué género de foca se trata dentro de la subfamilia de los Monachinae, al que pertenece también la actual foca monje, de nombre científico Monachus Monachus.

El grupo de paleontólogos ha indicado, en este sentido, que este estudio "permitirá saber a qué especie perteneció e incluso conocer datos como el sexo y variaciones ontogenéticas de esta foca, es decir, si estamos ante una ejemplar juvenil o adulto". Y es que los huesos pélvicos "son muy diagnósticos, ya que estos mamíferos marinos presentan un claro dimorfismo específico (diferencia entre macho y hembra)".

Escasos y únicos en Europa

Se trata, según el equipo de investigadores, de la "primera evidencia de restos fósiles de focas del Plioceno cercanas a la foca monje, de toda Andalucía, aunque también son bastantes escasos en la propia península ibérica", y añadieron que "seguramente estamos ante el fósil de foca Monachinae más temprano (de edad Plioceno inferior) dentro del registro geológico europeo".

Este hallazgo, además, permite ahondar en los conocimientos sobre la distribución biogeográfica y evolución de esta familia de focas en el ámbito Atlántico-Mediterráneo europeo durante los últimos cinco millones de años, ya que "existen suficientes datos para considerar al género de foca actual de Monachus entre los más primitivos, cuyo origen debió estar en Atlántico norte, donde hace alrededor de 15 millones de años pudo ocurrir la separación filogenético entre las focas monje atlántico-caribeñas y sus parientes de Hawai", ha matizado Muñiz.

La importancia de la conservación de la especie

La foca monje se halla actualmente en peligro crítico de extinción, categoría inscrita el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La foca monje está protegida internacionalmente por los Convenios de Bonn, Berna, Barcelona, el Convenio de Biodivesidad y el acuerdo Cites. Está protegida en todos los países de la Unión Europea y, de manera especial, en Grecia y Portugal, que tienen áreas específcamente destinadas a la conservación de esta especie.

EFE

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50