Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido grave el conductor de un camión tras ser arrollado por un tren en Álava

Otras cinco personas han resultado heridas de levedad en el choque

El conductor de un camión ha resultado herido grave tras ser arrollado su vehículo por un tren cerca de Vitoria, en un accidente en el que ha habido otros cinco heridos leves, han informado fuentes de la Ertzaintza y Adif.

El suceso ha tenido lugar a las 16.20 horas, cuando el tren ha arrollado a un camión que cruzaba un paso a nivel en el pequeño pueblo de Margarita, al lado del polígono industrial de Júndiz, en las afueras de Vitoria.

El camión, un Scania matriculado en Vitoria, transportaba fardos de paja. El tren ha arrastrado al camión 200 metros, y éste ha quedado partido en varios trozos, con la cabina por un lado, las ruedas por otro y el remolque por otro. Además, la cabina ha quedado calcinada, y parte de la paja también ha ardido, lo que ha obligado a los bomberos a permanecer varias horas en el lugar.

El conductor del camión, P.L.C., ha sido rescatado de la cabina por los vecinos del pueblo de Margarita, y trasladado al hospital de Santiago con heridas graves, aunque al parecer su vida no corre peligro.

Otros cinco heridos, pasajeros del tren, han sido trasladados también a los hospitales vitorianos, con heridas leves. Uno se ha roto la nariz, otro tenía un golpe en la cabeza y a dos más se les ha puesto un collarín.

El tren, un Talgo que, procedente una parte de Galicia y la otra de Gijón se dirigía a Barcelona, ha sufrido daños por el choque en su parte delantera, aunque sólo ha descarrilado el primer eje, permaneciendo el resto del tren encima de la vía, lo que ha evitado males mayores a los viajeros. El maquinista ha salido ileso.

El tren llevaba unos 160 pasajeros. Adif ha transportado en tren a los pasajeros a Vitoria, desde donde han seguido viaje en tres autobuses a Barcelona.

El tráfico ferroviario ha quedado cortado, y se espera que se restablezca antes de medianoche.

Por ello, Adif ha tenido que trasladar además en autobuses a los viajeros de la línea Vitoria-Miranda de Ebro y a otros pasajeros que llegaban en un tren procedente de Galicia hasta Hendaya, en la frontera francesa.