El Ayuntamiento de Salamanca tratará de impedir "de todas formas" el traslado de los 'papeles'

El consistorio, controlado por el PP, argumenta en un recurso contencioso-administrativo que 176 de las 500 cajas sujetas al traslado no pertenecen a la Generalitat de Cataluña, y no permitirá el traslado hasta que éste se resuelva

Solo un día antes de que los camiones del Ministerio de Cultura accedan al Archivo de la Guerra Civil para proceder al traslado de los llamados papeles de Salamanca, el Ayuntamiento de esta ciudad ha anunciado que impedirá "de todas formas" el traslado, en tanto se resuelva un recurso Contencioso Administrativo presentado contra la orden de Cultura que lo autoriza. Argumenta que 176 de las 500 cajas cuyo traslado se ha decretado contienen documentos que no pertenecen a la Generalitat de Cataluña, por lo que permitir su traslado equivaldría a vulnerar la propia Ley de Restitución, aprobada el pasado mes de noviembre, según informa Ignacio Francia.

Más información

La primera medida del Ayuntamiento ha sido denegar el permiso necesario para que los camiones lleguen hasta ese lugar, y que el Ministerio había solicitado para mañana, entre las 6 y las 17 horas. Esta medida se ha tomado en virtud de un acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Salamanca, compuesto sólo por concejales del Partido Popular, por el que no se concede la autorización para el acceso a los camiones al casco histórico, que deben proceder a la carga y transporte de los legajos.

Esta noche, la Policía Local ha comenzado a colocar numerosas vallas y bolardos móviles en distintas calles del casco histórico para impedir el acceso de cualquier vehículo hasta el Archivo General de la Guerra Civil o las vías próximas. El el lugar más cercano para estacionar los furgones que trasladarán las cajas con los documentos se encuentra a varios cientos de metros de las puertas del centro archivístico.

Dispositivo policial y recurso contencioso administrativo

Dando un paso más, y en rueda de prensa, los ediles de este partido han asegurado que tampoco permitirán que Cultura cargue los papeles de otra manera, ya sea personalmente o mediante otro tipo de vehículos, y han anunciado un dispositivo policial permanente, que ya está en vigor, compuesto por agentes de la Policía Local.

El Ayuntamiento que preside Julián Lanzarote, conocido por su beligerante oposición al traslado de los papeles, condiciona todas sus acciones a la resolución de un recurso judicial que ha presentado contra la orden del Ministerio de Cultura por la que se confirma el traslado.

Este recurso contencioso-administrativo se fundamenta en la propia Ley de Restitución de los papeles a la Generalitat de Cataluña. Según el consistorio charro, al menos 176 de las 500 cajas de legajos que deberían viajar mañana a Barcelona, pasando antes por Madrid, contienen documentos que no pertenecen a la Generalitat catalana, sino a entidades muy diversas, como otras Comunidades Autónomas o el Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña.

Cultura afirma que saldrán, "aunque sea del brazo"

Poco después de que el Ayuntamiento hiciese públicas sus intenciones respecto al traslado, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha afirmado que los papeles saldrán mañana de Salamanca "aunque sea del brazo".

En la reunión de la Comisión Permanente del Patronato del Archivo de la Guerra Civil, Calvo ha afirmado además que 7 de las 507 cajas, el número previsto inicialmente para su traslado, permanecerán finalmente en la ciudad del Tormes, al no ajustarse su contenido a los requisitos establecidos en la Ley.

El Ministerio de Cultura había comunicado ayer a la Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León de que mañana, jueves, se procedería a ejecutar el traslado de los 507 legajos objeto de la polémica. La intención del Gobierno es que saliesen de Salamanca el jueves y se detuviesen después en Madrid. Posteriormente está previsto que las cajas llegarán a Cataluña.

Lo más visto en...

Top 50