Agencia Espacial China

China intentará el aterrizaje de su sonda ‘Tianwen-1’ en Marte a partir de este sábado

Hasta ahora, solo la NASA ha logrado posar sin incidentes sus artefactos sobre la superficie marciana

La sonda 'Tianwen-1', recreada en su aproximación a Marte.
La sonda 'Tianwen-1', recreada en su aproximación a Marte.Europa Press

Los ”siete minutos de terror” están a punto de llegar a la sonda que China ha enviado a Marte, la Tianwen-1. Según ha informado este viernes la agencia espacial china (CNSA, por sus siglas en inglés), el plazo para intentar el descenso y la toma de tierra en el planeta rojo comenzará a primeras horas de este sábado y concluirá el día 19. Si lo logra, será un nuevo espaldarazo al ambicioso programa chino de exploración espacial.

Los expertos aeronáuticos apodan como “los siete minutos de terror” al tiempo que transcurre desde que se inicia el descenso de la nave y se pierde el contacto con ella hasta que se posa finalmente en el suelo y las señales que envía comienzan a recibirse en la Tierra. Durante ese lapso, no hay comunicación con el aparato, lo que dispara la incertidumbre sobre el éxito o fracaso de la misión.

De lograr con éxito el aterrizaje, el programa espacial chino se anotará un nuevo tanto en una carrera en la que compite con Estados Unidos y que desarrolla a enorme velocidad: en 2019 consiguió alunizar en la cara oculta de la Luna, algo que no se había logrado hasta entonces; a finales del año pasado, su sonda Chang’e 4 regresó con muestras lunares; en abril lanzó a la atmósfera el primer módulo de su futura estación espacial; y ha suscrito un memorando con Rusia para empezar a planificar el establecimiento de una base lunar conjunta.

Tianwen-1 se lanzó en julio de 2020 y llegó a Marte en febrero de este año. Desde entonces, ha permanecido en órbita del planeta sin incidentes. Ahora, “con la evaluación de la situación de vuelo, la sonda tiene previsto comenzar el intento de descenso desde primeras horas de la mañana del 15 de mayo, hora de Pekín, al 19 de mayo”, ha indicado la CNSA en un escueto comunicado.

De lograr con éxito el aterrizaje, el programa espacial chino se anotará un nuevo tanto en una carrera en la que compite con Estados Unidos

La nave probará el aterrizaje en la llanura conocida como Utopia Planitia, un cráter gigantesco en el hemisferio norte que se formó por el impacto de un meteorito hace millones de años. El lugar donde se encuentra y la poca elevación de la llanura hace que allí haya más atmósfera, lo que ayuda a frenar el descenso del módulo aterrizador, por la fricción con el aire. Es un factor importante, dado que la envoltura de gases del planeta rojo es mucho menos densa que en la Tierra. A ello se suma también el que, aparentemente, no existen accidentes geográficos que puedan dificultar la toma de tierra. Y, además, en el subsuelo de esta área parece haber grandes cantidades de agua congelada.

La misión Tianwen está formada por tres módulos: el orbitador, que hasta ahora ha girado en torno al planeta rojo, el aterrizador, y un robot explorador, el Zhurong, que explorará los alrededores y enviará imágenes a la Tierra. Los expertos chinos aspiran a que el rover pueda completar al menos 90 soles, o días marcianos, antes de dejar de estar operativo.

Se trata de la primera ocasión en que China intenta un aterrizaje en Marte, una tarea complicada. Hasta el momento, solo la mitad de los intentos han tenido éxito. Desde 1973, la NASA es la única agencia espacial que ha logrado depositar artefactos sin incidentes en el suelo del planeta.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50