Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa Vicens de Gaudí recibe más de 160.000 visitantes en 2019

La obra cumbre de juventud del arquitecto registra un crecimiento del 14% en su segundo año de apertura

Casa Vicens, construida por Antoni Gaudí entre 1883 y 1885.
Casa Vicens, construida por Antoni Gaudí entre 1883 y 1885.

La Casa Vicens de Antoni Gaudí cierra el año 2019 con una cifra que supera el anterior: 163.096 visitantes. El edificio ubicado en Gràcia y propiedad de la entidad Mora Banc mejora los registros de su primer año de apertura, en el que se alcanzó 139.500 visitantes, según los datos que ofrece el Institut de Cultura de Barcelona (Icub), órgano dependiente del Ayuntamiento de Barcelona.

Desde el año 2017, que abrió sus puertas al público como casa museo, las cifras de visitantes han ido en aumento, recibiendo 123.000 visitantes en 2018 según la propia entidad, aunque 139.500 según datos del Icub. Así pues, la casa museo experimenta un crecimiento de un 14%, aunque sus cifras no son todavía comparables con edificios como la Casa Batlló o La Pedrera, que superan el millón de visitantes anuales respectivamente.

Fuentes de Casa Vicens informan de la tendencia turística que ha experimentado la obra modernista del catalán en estos dos primeros años de apertura al público. “Durante la primera mitad del año 2019, prácticamente la mitad de las personas que nos visitaba provenía del territorio español, mientras que a partir del segundo semestre se invirtió esta cifra a favor de turistas franceses, italianos, estadounidenses, japoneses y chinos, acorde con la tendencia turística general que experimenta la ciudad”.

Las mismas fuentes destacan las especificidades del visitante en el año anterior: "Habría que destacar tres categorías; se seguiría hablando de nacionales que quieren descubrir un Gaudí inédito y que quizás en un primer viaje a Barcelona no pudieron venir; otro sector en el cual es muy frecuente la ruta Park Güell - Casa Vicens por proximidad, y personas que quieren conocer Gaudí empezando por su primer edificio visitable. Además, el público que nos visita suele traducirse en grupos pequeños de amigos o parejas, no se suele recibir a grandes grupos en masa de centros escolares o viajes organizados como sucede con otro tipo de atracciones turísticas de la ciudad”.

La Casa Vicens, situada en el Carrer de les Carolines de Barcelona (Gràcia), tiene el privilegio de ser la primera obra maestra de Gaudí. Cuando el joven artista nacido en el Baix Camp recibió el encargo de construir la casa de verano del comerciante Manuel Vicens i Montaner solo tenía 30 años. Dos años después, en 1885, se erigía en las cercanías del barrio de Gràcia la primera de las trece obras con las que Gaudí selló su especial relación con la ciudad de Barcelona.

Se puede afirmar que fue la primera obra arquitectónica del autor catalán que poseía todos los atributos propios del arte modernista, con la destacada presencia de formas inspiradas en la naturaleza, visibles tanto en el interior como en la fachada, donde se aprecian entre otros elementos flores de clavel de moro en los azulejos y hojas de margallón en la reja.

En el año 2005 la Unesco reconoció este edificio como Patrimonio Mundial de la Humanidad y hasta el 2014 que los Herrero-Jover vendieron su casa a la entidad bancaria andorrana Grup Mora Banc, quien la convirtió en casa museo abriendo su espacio a toda la ciudadanía en noviembre de 2017.

Casa Vicens ha tenido hasta la fecha una buena acogida entre el sector cultural no solo por sus cifras al alza en número de visitas, sino también por haber recibido diversas distinciones de alto prestigio como finalista del Premio FAD de Arquitectura 2018, Premio de Rehabilitación en los Premios Lledó Arquitectura 2018, premiada en la XIV Bienal Española de Arquitectura y Urbanismos 2016-2017, candidata al Premio EU Mies Award 2019 y finalista de los Premios XI BIAU 2019.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >