Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosario Porto permanece en la enfermería de A Lama con “depresión profunda”

"Ella no quiere saber absolutamente de libertad, ni de nada", lamenta su abogado, que reconoce que la reclusa no le telefonea

Rosario Porto Ampliar foto
Rosario Porto y Alfonso Basterra, durante el juicio.

El abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha confirmado que la que fue condenada por el crimen de su hija Asunta Basterra a 18 años de prisión, permanece en la enfermería de la cárcel de A Lama (Pontevedra) con “una depresión profunda”. Porto fue condenada por asesinato junto a su exesposo, Alfonso Basterra, encarcelado en Teixeiro (A Coruña).

Aranguren, que acudió a los juzgados de Lugo, donde defendía a un hombre procesado por difusión de pornografía infantil, exponía sobre Porto que esa “depresión” la lleva “arrastrando desde hace muchos años". Según él, la reclusa y abogada compostelana ha pedido ya permisos por indicación del letrado que la representó en el juicio. Según este penalista, "ella no quiere", pero él le recomienda que pida "permisos para poder forzar cuanto antes una posibilidad de clasificación en tercer grado y anticipación de cumplimiento de la pena”.

"Ella no quiere saber absolutamente de libertad, ni de nada", ha lamentado esta mañana el abogado Gutiérrez Aranguren, y a continuación se ha quejado de "la actitud habitual de la Junta de Tratamiento", que le "niega" hasta la actualidad estas ventajas "por gravedad del hecho". "Como si no fuera suficiente la pena que le impusieron”, ha objetado el abogado coruñés. Porto sigue manteniendo que es “inocente” del crimen de Asunta, y su abogado afirma que él también cree en su inocencia, e incluso que “cada vez" está "más convencido".

Al respecto de cómo la nota cuando habla con Rosario Porto, Aranguren ha puntualizado que “últimamente” tiene “dificultad” para comunicarse con ella en la cárcel, “porque antes aún llamaba, pero ahora no llama". "Ella no se molesta en salir de la enfermería y está absolutamente abatida”, ha detallado el letrado de A Coruña.

El abogado se muestra resignado y reconoce que ha agotado “todos los recursos” judiciales por los que tratar de exonerar a su clienta. “Mi confianza en la justicia es la justa, porque este caso fue especialísimo en ese sentido, pero ya tenía precedentes que me hacían pensar en la misma dirección. Y bueno, agoté la vía de los recursos”, ha comentado esta mañana en Lugo.

“Yo pensé que había instancias internacionales que eran más dadas a mirar las cosas con profundidad y todavía es peor cuando uno sale por ahí", se ha quejado Aranguren. Salvo que sea para casos en las que hay gente de altura que está involucrada, en cuyo caso sí que son muy exquisitos en las garantías. Los demás mortales nos podemos ir a la cárcel sin haber hecho nada, que no tenemos ningún tipo de amparo”, protestaba finalmente.

Tanto Rosario Porto como su exmarido, Alfonso Basterra, fueron condenados a 18 años de prisión, tras un juicio con jurado popular, por el asesinato de su hija adoptiva Asunta el 21 de septiembre de 2013.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >