Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Ayuso propone una negociación a tres bandas con Cs y Vox, y Aguado la rechaza

El desencuentro de los tres partidos de derechas acerca la opción de nuevas elecciones

Desde la izquierda: Isabel Diaz Ayuso (PP), Rocio Monasterio (Vox), e Ignacio Aguado, de Ciudadanos, en la Asamblea de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso ha propuesto este miércoles que el PP, Cs y Vox abran a partir del jueves una negociación a tres bandas para desbloquear la formación del gobierno en la Comunidad de Madrid. La propuesta llega un día después de la primera reunión entre los líderes de las tres formaciones y presiona específicamente a Ignacio Aguado, el dirigente de la formación naranja, que tiene un mandato de la ejecutiva nacional de su partido que impide negociaciones directas con la formación de extrema derecha. En consecuencia, el portavoz de Cs ha rechazado la oferta inmediatamente. En paralelo, los diputados de la Asamblea se preparan para asistir este miércoles al primer pleno de investidura sin candidato de la historia del Parlamento, con el que se abrirá un plazo de dos meses tras el que será obligatorio convocar elecciones el 10 de septiembre si para entonces no hay candidato, que se celebrarían 54 días después, en noviembre.

"Voy a anunciar en mi discurso una mesa a tres", ha dicho Díaz Ayuso a su llegada a la Asamblea regional, donde primero se elegirán a los siete senadores que representarán a los madrileños en Senado. "Hay que dar la cara ante los madrileños, decir qué políticas tenemos para Madrid", ha razonado, abogando por abrir un diálogo calendarizado, que ponga fecha a una posible investidura, y que fije los principales puntos de unión y discrepancia entre PP, Cs y Vox. "Ya hay un acuerdo entre PP y Cs con 155 medidas. Podemos comprometernos [con Vox] con un documento añadido, pero también podemos abrir un debate para ver qué nos une, que quede en el diario de sesiones".

Aguado se opone a cualquier negociación directa con Vox. También, como informó este diario, a modificar el acuerdo que ya une al PP y a Cs para atraer a la formación de extrema derecha. En consecuencia, las negociaciones siguen estancadas y ya se ha iniciado la cuenta atrás hacia nuevas elecciones, que serían convocadas en septiembre y celebradas en noviembre.

"La reunión a tres de ayer [por el martes] tenía como fin explicarle a la señora Monasterio el acuerdo de PP y CS", ha dicho Aguado este miércoles. "No va a haber más reuniones a tres, no habrá mesas a tres", ha subrayado. "Si Vox rectifica, tendrá que comunicárselo al presidente, y si no, tendremos que ir a segundas elecciones", ha continuado. Y ha recalcado: "No hay nada que negociar. Está todo negociado. No hay ninguna razón para bloquear este acuerdo más allá de fines partidistas".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >