Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bus-Vao y sustitución de calderas y coches, lo que Almeida considera “más eficaz” que Madrid Central

El alcalde asegura que los votos en las pasadas elecciones le legitiman para poner en marcha medidas relacionadas con Madrid Central

Teodoro García Egea y José Luis Martínez-Almeida este martes.
Teodoro García Egea y José Luis Martínez-Almeida este martes. GTRES

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha planteado varias medidas para reducir la contaminación en la capital que considera "más eficaces" que Madrid Central. En una entrevista en RNE ha asegurado que su gobierno trabajará para renovar las calderas de gasoleo y carbón, dará subvenciones para sustituir la de vehículos y apostará por los carriles Bus-VAO. Juan Bárcena, portavoz del área de Calidad del Aire de Ecologistas en Acción, advierte de que ninguna de esas medidas es incompatible ni debe contraponerse con el área de bajas emisiones del centro de la capital.

Para Almeida, Madrid Central es un "fracaso", porque "actúa actúa sobre un ámbito en el que solo opera el 1,5% de los desplazamientos en vehículo privado de la ciudad de Madrid". Según sendos informes de Ecologistas en Acción y Greenpeace, la contaminación ha bajado a niveles históricos en la capital debido a Madrid Central. La Organización Mundial de la Salud asegura que medidas como Madrid Central, son "muy positivas" para la economía y generan menos accidentes, una vida menos sedentaria y menos enfermedades como la obesidad.

"La cuestión la tenemos que resolver en los 400.000 vehículos que todos los días entran y salen del perímetro de la M-30", asegura sin embargo el alcalde, que afirma que su equipo trabajará en "generar un modelo de alternativas que nos permita una movilidad sostenible".

Parte de ese modelo, según ha explicado, se sostendrá sobre la creación de carriles exclusivos para los autobuses y vehículos de alta ocupación (Bus-VAO), el refuerzo del transporte público y el impulso a la renovación de la flota de vehículos que circulan por Madrid mediante subvenciones. Bárcena coincide en que los Bus-VAO "son una medida importante que hay que poner en marcha y que lleva 30 años planteada, pero no a costa de Madrid Central". Considera además que es una "filfa" que el Ayuntamiento prometa hacerlo, porque "no es de su competencia". Las carreteras de acceso a Madrid dependen del Ministerio de Fomento y de la DGT.

Sobre la renovación de calderas de gasoleo y carbón en la que insiste Almeida, el experto remite a la modelización de la calidad del aire de Madrid y evaluación del impacto del Plan A en la reducción del NO2 en Madrid, de la Universidad Politécnica de Madrid. Según ese estudio, el tráfico supone el 74,4% de la concentración anual de NO2 mientras las calderas, son una parte de la contaminación que genera el sector residencial y comercial, que en su conjunto no llega al 6%.

Respecto a las subvenciones para la renovación de los vehículos que circulan por las calles de Madrid, Bárcena lamenta que se trata "del viejo discurso: que el tráfico siga como está, pero con coches más limpios". Mientras, señala, "en Europa se apuesta por reducir el tráfico, no cambiar unos coches por otros".

"No es una reversión"

La vicealdaldesa Begoña Villacís asegura que la moratoria de multas que el gobierno municipal planea hacer a partir del 1 de julio "no es una reversión de Madrid Central". La dirigente de Ciudadanos considera que Madrid no puede ser la primera ciudad que dé marcha atrás en un proyecto de reducción de emisiones. "Hay que arreglar cosas para que funcionen mejor y en otras, se puede ir incluso más lejos", asegura, y se remite al acuerdo programático que su partido firmó con el PP.

En el pacto que los populares firmaron con Vox sí se habla, sin embargo, de acabar con las restricciones de Madrid Central. Almeida se ha referido a las medidas acordadas con ambos partidos, que son incompatibles entre sí, y ha asegurado que tiene la legitimidad para llevarlas a cabo porque estaban en sus programas electorales. El de Cs hablaba de reformar, el del PP de revertir y el de Vox, de terminar con Madrid Central.

Almeida ha asegurado en la radio: "La Unión Europea nos pide resultados y nosotros vamos a demostrar que tenemos esos resultados que mejoran la calidad del aire en la ciudad de Madrid". "Que nadie dude que tenemos un problema de contaminación grave y de calidad del aire que queremos combatir lo antes posible", ha añadido el alcalde.

Mientras esté en vigor la moratoria de multas, que el dirigente defiende que es necesaria hasta que el sistema funcione correctamente y después de que Carmena tuviese que anular 6.000 infracciones, el Ayuntamiento se da "ese plazo para evaluar Madrid Central, hacer una ronda de consultas con los sectores afectados y establecer otro modelo".

La suspensión del área de bajas emisiones que supone en la práctica la moratoria ha generado una oleada de preocupación y protestas que se materializará en una manifestación convocada para el este sábado en Madrid. Varias organizaciones advierten de que recurrirán a los tribunales si el Ayuntamiento paraliza Madrid Central.

¿Qué va a pasar con Madrid Central?

El 1 de diciembre de 2018 se puso en marcha Madrid Central, una de las medidas estrella de Manuela Carmena. Se trata de un área de bajas emisiones a la que solo pueden acceder los vehículos de los residentes y los ecológicos (ECO y Cero); los demás coches pueden acceder siempre que tengan etiqueta (B o C) y aparquen en un aparcamiento de uso público. Las cuatro Áreas de Prioridad Residencial (APR) puestas en marcha por el PP quedaron integradas dentro de Madrid Central. La medida ha reducido la polución en la capital hasta niveles históricos.

El acuerdo total para una revisión de Madrid Central no parece sencillo y necesitará de mayoría absoluta en el pleno para cambiar la Ordenanza de Movilidad Sostenible. De momento, el alcalde del PP ha anunciado una moratoria que suspenderá las multas durante un periodo no determinado. Esto supone levantar la veda a las restricciones de tráfico en el centro, puesto que no habrá ningún elemento sancionador que lo evite. Los coches podrán acceder a todo el centro, incluyendo las antiguas APR (Embajadores, Cortes, Ópera y Las Letras).

La postura del partido ultraderechista Vox, por ejemplo, es eliminar completamente Madrid Central. En el bloque de la derecha, solo Ciudadanos ha sido respetuoso con la iniciativa de Carmena, no se plantea eliminarlo y solo ha matizado que cambiaría “todo aquello que no haya funcionado y mejorarlo, pero siempre teniendo en cuenta la opinión de los afectados”, sin especificar qué cambios serían estos. Más Madrid y PSOE apuestan por mantenerlo e incluyo ampliarlo. Los comerciantes, que han sido críticos con la medida, tampoco piden eliminarla, sino más permisos para poder acceder con sus vehículos y atender a sus negocios y clientes.

Entre los planteamientos del PP figura que los coches podrían circular libremente por algunas de las arterias principales del centro, como Gran Vía, Atocha o Toledo, si bien las dos primeras tienen ahora aceras más anchas y menos espacio para los coches. Otra de las medidas que plantea Almeida es instalar paneles informativos en las entradas del área restringida para informar de las plazas libres en los aparcamientos de uso público, a las que pueden acceder libremente los vehículos con etiqueta ambiental (todos, salvo los más antiguos). En este tema no parece que vaya a haber ninguna polémica, ya que el plan inicial de Carmena ya incluía esta medida, aunque no se ha llevado a cabo.

Mientras, la Comisión Europea continúa monitoreando la calidad del aire en Madrid. Si finalmente se eliminara Madrid Central, el procedimiento sancionador no se activaría automáticamente, pero podría obligar a tomar medidas alternativas, dado que Bruselas intervendrá si los niveles de partículas contaminantes superaran los límites permitidos. Además, varias asociaciones llevarán el asunto a los tribunales si finalmente se deroga Madrid Central.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información