Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiran la droga para pasar un control policial y son arrestados al volver a recogerla

La Guardia Civil sorprende a dos vecinos de Pontevedra con kilo y medio de hachís que abandonaron en un arcén

Agentes de la Guardia Civil, en un dispositivo.
Agentes de la Guardia Civil, en un dispositivo.

Dos vecinos de la localidad pontevedresa de Bueu de 47 y 50 años fueron detenidos por agentes de la Guardia Civil este lunes cuando recogían una bolsa con 1,5 kilogramos de hachís de la que previamente se había deshecho en el momento que circulaban por una carretera y se toparon con un control policial. Uno de los presuntos narcotraficantes había sido implicado recientemente en otro operativo contra el tráfico de drogas.

Los detenidos levantaron las sospechas de los agentes después de pasar un control preventivo que se había montado el lunes por la tarde en las inmediaciones do la rotonda de la Ameixoada, en el municipio vecino de Moaña, situada en la salida de la autopista AP-9 en Rande, con dirección a Cangas. Poco después, uno de los guardias que integraban el Destacamento de Tráfico de Vilaboa y de seguridad ciudadana de Pontevedra fue informado de que a escasos metros del punto de control se encontraba un hombre sentado de manera sospechosa en el arcén.

Cuando fueron a interrogarle, el presunto narcotraficante dijo que se acababa de bajar del coche en el que iba con su mujer porque había tenido una fuerte discusión con ella. Concluida su identificación, esta persona continúo la marcha a pie por el arcén. Pero las explicaciones del hombre no resultaron convincentes y una vez finalizado el control de tráfico los agentes realizaron una batida por la zona donde habían identificado al sospechoso.

Minutos después, al borde de la carretera y escondida entre las zarzas de un talud, los agentes localizaron una bolsa que contenía nueve paquetes de diferentes tamaños y que estaban herméticamente plastificados. Los fardos contenían hasta kilo y medio de cannabis, según informaron fuentes de la Comandancia de Pontevedra.

Convencidos de que alguien iría a buscar la droga, los agentes montaron en torno al lugar un amplio dispositivo de vigilancia y pacientemente esperaron a que aparecieran los dueños del hachís. Cuatro horas después de encontrar la bolsa vieron acercarse al mismo individuo que habían interrogado en medio de la carretera, al que pillaron in fraganti tratando de recuperar los fardos.

El mismo dispositivo de vigilancia observó cómo se daba a la fuga el vehículo que supuestamente estaba esperando al hombre con el hachís en la rotonda de Rande al percatarse de su detención. Se inició entonces una persecución que duró apenas unos kilómetros hasta que se le pudo dar alcance y proceder al arresto del supuesto cómplice cuando este estaba llegando al municipio de Bueu.

Los dos detenidos han pasado este martes a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Cangas que decretó la libertad provisional con cargos para ambos y acordó medidas cautelares como imputados en un presunto delito de tráfico de drogas, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >