Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP confía en retener dos concejales en Barcelona

Bou espera en que el escrutinio confirme su resultado y abre una reflexión sobre su futuro

El candidato del PPC a la alcaldía de Barcelona, Josep Bou, vota en el Centro Cívico Vila Florida de Barcelona.
El candidato del PPC a la alcaldía de Barcelona, Josep Bou, vota en el Centro Cívico Vila Florida de Barcelona. EFE

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

El Partido Popular vivió una noche electoral sumido en una angustia casi de thriller por el ajustadísimo resultado electoral que le ha permitido seguir con vida en el Ayuntamiento de Barcelona. "En principio, estamos dentro", afirmó exhausto Josep Bou, el alcaldable, pasadas la 1.00 de la madrugada tras unas horas de infarto. Tanto es así que fue el último candidato en comparecer ante las cámaras. Salió Ada Colau, la alcaldesa saliente, y Ernest Maragall, el entrante, y Bou continuaba reunido con su equipo siguiendo con lupa el escrutinio. Con el 100% del censo escrutado, el PP logra dos concejales al acumular el 5,01% de los votos, superando, por tanto, por una centésima el umbral para seguir en el Consistorio.

Bou quiere aguardar ahora a que el resultado se confirme y que no lo altere ni el voto por correo del extranjero ni las posibles impugnaciones. La cuestión es que va de un puñado de papeletas y deberán esperar hasta este miércoles a que el balance final no se altere. Visiblemente agotado, Bou, entre medio de aplausos, se plantó en el escenario habilitado por el partido en la sede con las palabras BOU y la marca del PP. "Buenos días", dijo con ironía. El alcaldable admitió, con franqueza, que esperaba tener un mejor resultado pero puntualizó que "partían de cero" porque los sondeos de hace meses les atribuían solo el 3% de los votos. "Tenemos dos ediles pero por muy pocos votos. Hay que consolidarlos y abrir una reflexión. "Después", matizó en una entrevista en BTV, "veremos que hago".

A los pocos días de arrancar la campaña, Bou apuntó que abandonaría el Consistorio si su presencia no era útil. Sin embargo, poco después cambió de criterio cuando las encuestas internas apuntaban a que podía obtener dos o tres concejales. La duda de que se confirmen o no los dos concejales deja de momento todo en el aire.

En un ambiente de angustia, los populares siguieron el escrutinio en la sede de la calle de Urgell sin apenas militantes y con la presencia de los apoderados que iban aportaban los resultados. Con la apuesta de un candidato independiente y que ha roto de forma frecuente la disciplina de partido, el PP ha logrado sobrevivir y conjurar todas las encuestas que apuntaban que se quedaría fuera del Consistorio.

El fichaje de Bou fue una apuesta personal de Pablo Casado que decidió renovar completamente la candidatura liderada históricamente por Alberto Fernández Díaz. Con todo, el exconcejal logró en 2015 el 8,71% de los votos y un total de 61.004 en números absolutos que doblan prácticamente el resultado de este 26-M. El resultado de Bou supone en cualquier caso un balón de oxígeno para los populares que el pasado 28-A sufrió una catástrofe al pasar de cinco escaños a solo uno, el que logró Cayetana Álvarez de Toledo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información