Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tirón de Carmena y Gabilondo

Los candidatos entran en la recta final de la campaña como los mejor situados para pescar votos en otros partidos, lo que les convierte en diana de los demás

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el candidato a la presidencia de la Comunidad Ángel Gabilondo, el pasado 15 de mayo.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el candidato a la presidencia de la Comunidad Ángel Gabilondo, el pasado 15 de mayo. EFE

Las del 26 de mayo son unas de las elecciones más ajustadas que se recuerdan en Madrid. Con una fragmentación política sin precedentes en ambos lados del tablero político, en esta cita importa más que nunca el candidato y su capacidad para pescar votos en los caladeros de otros partidos. Manuela Carmena, la candidata de Más Madrid al Ayuntamiento, y Ángel Gabilondo, el aspirante del PSOE a la Comunidad, demostraron en 2015 que pueden trascender a sus partidos. Cuatro años después, todas las encuestas les presentan como favoritos, con independencia de que logren las sumas necesarias para gobernar.

Carmena y Gabilondo representan lo que los expertos en comunicación política llaman “liderazgo carismático”, esa suerte de gancho para votantes que no se identifican necesariamente con las siglas con las que concurren. En la primavera de 2015, a la alcaldesa de Madrid, que entonces se presentaba como la candidata oficiosa de Podemos, la votaron 519.210 vecinos, un 31,85 %, y a Gabilondo, aspirante sin carné socialista, 804.692, el 25,44 %. Mientras, Antonio Miguel Carmona, que se presentó a la alcaldía por el PSOE, obtuvo 249.152 votos, un 15,28 %.

Infórmate de las elecciones al minuto

EL PAÍS Madrid ha preparado un seguimiento de la campaña electoral en varios formatos y plataformas: el podcast de campaña Menuda Papeleta, una newsletter diaria (registrate aquí para recibirla cada mañana hasta el día 27 de mayo) y, si usas Telegram, este canal para seguir la actualidad política del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

En Madrid, “Carmena no tiene parangón”, opina la asesora de comunicación política Verónica Fumanal. En la última encuesta de Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos de Madrid, de abril pasado, la alcaldesa obtuvo una nota de 59,4 sobre 100, la más alta de su mandato y muy cercana al 60,5 de Alberto Ruiz Gallardón en 2008.

“A Carmena se le puede identificar fácil con una causa porque se identifica poco con unas siglas. Todo el mundo sabe que Más Madrid es ella y que en Podemos se sentía encorsetada”, añade Toni Aira, director del máster de Comunicación Política de la Pompeu Fabra.

El efecto Carmena se vio en 2015 en algunos de los distritos más ricos de Madrid. Allí donde no se encuentran sus votantes habituales, sacó hasta un 40% más de apoyos que Podemos en las generales de ese año.

Frente a ese imán que es la candidata de Más Madrid y tras su ruptura con Podemos, el candidato de Madrid en Pie Municipalista, Carlos Sánchez Mato —del sector crítico de Ahora Madrid—, busca retener a una parte del electorado de izquierdas. Para su candidatura la meta es lograr al menos el 5% de los votos para no quedarse fuera del Ayuntamiento. A la sombra de la alcaldesa, una de sus bazas es contar con el apoyo del partido de Pablo Iglesias a través de gestos, como la entrevista que este le hizo este viernes en Otra vuelta de Tuerka.

“Gabilondo tiene esa figura de profesor, del rector que había sido”, señala Aira. Ahora, además, su figura conecta con el ambiente político que pide serenar el debate. Al punto de “credibilidad” que cree que ya tiene, suma el hecho de que se ha quedado cuatro años en la oposición y “ya no es un paracaidista”, añade. A la vez, mantiene un “perfil independiente”, añade Fumanal, que señala que el excatedrático aporta “el valor del experto, que es clave en la importancia que se da a los candidatos”.

A la sombra de estos liderazgos la especialista sitúa en el tercer puesto a la candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento, Begoña Villacís, y a Íñigo Errejón, aspirante de Más Madrid a la Comunidad. Sobre la primera, cree que conjuga “una imagen muy amable, muy cercana” con “una curva de aprendizaje muy buena”. “Si no hubiera una marca tan fuerte como Carmena, ella sobresaldría mucho más”, aventura la asesora en comunicación. En el caso de Errejón, el giro de Pablo Iglesias hacia posiciones más moderadas le ha arrebatado su elemento diferenciador, según Fumanal. Nadie duda de que un buen candidato, pero está por ver si la ruptura de Podemos le penaliza.

En el resto de partidos no se ve ese liderazgo carismático con el que sueñan los asesores y que en el PP tuvieron Gallardón y Esperanza Aguirre. José Luis Martínez-Almeida “puede ser muy trabajador, haber hecho mucha mili, pero difícilmente trasciende la marca PP”, dice Aira. De su compañera de tique, Isabel Díaz Ayuso, que va de tropiezo en tropiezo, Fumanal señala que “en estos momentos no tiene el nivel de otros”. Sobre todo, según los expertos, el de Carmena y Gabilondo. El 26-M se verá si siguen teniendo el gancho que se les presupone.

Las frases del día de la campaña

Ángel Gabilondo (PSOE): “Queremos una sociedad plural, abierta, libre de verdad y hay muchos colectivos que no sienten que sea así”.

Íñigo Errejón (Más Madrid): “Si [Díaz Ayuso] no contesta preguntas a los medios, si no quiere debatir, ¿para qué se presenta? Qué corta se nos está haciendo la campaña y qué larga a otros/as”.

José Luis Martínez-Almeida (PP): “Nuestra campaña será positiva y de propuestas, no una campaña de fotos y miedo que es lo que plantea la izquierda”.

Isabel Serra (Podemos): “Hemos demostrado frente a esos medios de comunicación que han tratado de invisibilizarnos, que no estamos muertos, que estamos muy vivos”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información