Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lidl invertirá 55 millones en su nueva planta logística de Cheste

La firma alemana abre hoy dos nuevos supermercados en Burjassot y Torrevieja

La cadena de supermercados Lidl instalará en Cheste uno de sus centros logísticos más grandes y avanzados de España, que aspira a obtener cuando finalice el proyecto las certificaciones Breeam Excellent y Verde, de referencia en construcción sostenible. Además, la compañía alemana tiene previsto abrir tres tiendas en 2019 en la Comunitat Valenciana, en Burjassot, Torrevieja y Xàtiva.

Con el objetivo de impulsar su negocio en la región y en otras zonas del arco mediterráneo, "la compañía está construyendo en Cheste una de sus plataformas logísticas más estratégicas para el desarrollo de su actividad en España", ha informado la empresa en un comunicado.

El alcalde de Cheste, José Morell, ha visitado este miércoles las futuras instalaciones de la cadena de supermercados, junto al director regional de Lidl en la Comunitat Valenciana, Grischa Voss. La futura plataforma logística se está construyendo junto al Circuito Ricardo Tormo y pasará a formar parte del Parque Empresarial Circuito de Cheste.

El equipamiento supondrá una inversión de más de 55 millones de euros y su puesta en marcha, prevista para finales de este mismo año, responde a la necesidad de acompañar el crecimiento que la compañía viene experimentando en los últimos años en la región.

Con 51.000 m2 de superficie --un tercio de los cuales destinados a cámaras frigoríficas para gestionar el producto fresco, congelado y seco--, el almacén tendrá capacidad para más de 30.000 palés y contará con 140 muelles de descarga para la optimización del tránsito de la mercancía.

Con la puesta en marcha de la instalación, Lidl trasladará a Cheste la actividad que hasta ahora centralizaba en el centro logístico de Riba-roja del Túria --situado a escasos kilómetros--, que se ha quedado obsoleto y pequeño para atender las crecientes necesidades logísticas de la firma.

Los 200 empleados que actualmente trabajan en Riba-roja se trasladarán igualmente a la nueva plataforma, llamada a impulsar el desarrollo sostenible del negocio de Lidl en la zona.

La empresa ha mantenido una inversión sostenible para ampliar su red de tiendas --cuenta ahora con cerca de 70 puntos de venta--, "ha generado empleo de forma continuada --supera ya los 1.200 puestos de trabajo-- y ha venido apostando firmemente por el producto valenciano, con compras anuales por valor de unos 230 millones de euros", según el comunicado.

El pasado año, la cadena puso en marcha hasta 7 nuevos establecimientos -dos en Valencia, y uno en Oliva, L'Eliana, Finestrat, Puerto Sagunto y Petrer- y en este 2019 prevé abrir 3 más: Torrevieja, Burjassot y Xàtiva.

Estas 10 aperturas supondrán en total una inversión de cerca de 50 millones de euros y la creación de 100 nuevos puestos de trabajo. Dos de las nuevas tiendas se inaugurarán precisamente este jueves, en las localidades de Burjassot (Avenida de la Ilustración, 4) y Torrevieja (en la Carretera de Crevillent).

El primero de ellos ha supuesto una inversión de 5 millones de euros y la creación de 15 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de 22 empleados, mientras que para el segundo Lidl ha invertido cerca de 3 millones de euros y ha creado 9 puestos de trabajo para una plantilla de 25 empleados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >