Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente de Xóvenes Agricultores ingresa en prisión como cabecilla de una red de trata

Juan Perez Miramontes era el supuesto socio capitalista de una organización que captaba mujeres paraguayas para que ejercieran la prostitución en España

Edificio de Rúa Nova de Abaixo (Santiago de Compostela) donde se llevó a cabo la detención de algunas mujeres investigadas en la trama.
Edificio de Rúa Nova de Abaixo (Santiago de Compostela) donde se llevó a cabo la detención de algunas mujeres investigadas en la trama.

Juan Luis Pérez Miramontes, de 64 años, era supuestamente el financiador de la red que traficaba con mujeres paraguayas para explotarlas sexualmente en pisos y burdeles de España. El que fue acompañante estival de cargos del PP como Mariano Rajoy y presidente del sindicato Xóvenes Agricultores-Asaja Galicia (hasta que en 2016 se disolvió acuciado por las deudas) fue detenido el martes por la mañana en un domicilio de la calle compostelana General Pardiñas y permaneció en los calabozos hasta que esta mañana ha prestado declaración ante el juez instructor, Andrés Lago Louro. Como supuesto cabecilla de la organización que captaba a las jóvenes en su lugar de origen y gestionaba, a través de una agencia de viajes de Ciudad del Este (Paraguay) su traslado a España, el interrogatorio a Pérez Miramontes fue reservado por el juez para el último lugar. Antes, entre ayer miércoles y hoy, interrogó a los otros cinco arrestados en Santiago, cinco mujeres de edades comprendidas entre los 22 y los 41 años y un hombre de 26, todos ellos de nacionalidad paraguaya. En prisión provisional (comunicada y sin fianza) han ingresado Pérez Miramontes y una de las mujeres. Los demás han quedado en libertad con cargos con la obligación de comparecer cada 15 días y sin pasaporte para que no puedan salir de España.

La llamada Operación Chipa, que lleva el nombre del pan típico paraguayo de origen guaraní y que fue iniciada por la Brigada de Extranjería de Santiago, investiga entre otros los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, favorecimiento de la prostitución y alteración del estado civil de menores. La policía nacional sospecha que alguna de las 14 mujeres liberadas de la red (en una operación conjunta y simultánea coordinada por el juzgado de Instrucción número 3 de Santiago y la fiscalía de Paraguay) puede ser menor de edad y su documentación ha sido falsificada.

Por lo general, según sus documentos de identidad, son mujeres muy jóvenes, de menos de 23 años, y salvo una de ellas, que es de nacionalidad colombiana, todas son paraguayas. Venían supuestamente engañadas, con la promesa de un trabajo en España que mejoraría sus vidas, pero aquí descubrían, a través de las mujeres arrestadas, que ese sustento prometido era la prostitución. No se trataba de servicio doméstico, sino de servicios sexuales para los que presuntamente eran adiestradas, antes de empezar a rotar por los pisos, por las veteranas implicadas en la trama.

La investigación se desarrolla desde que hace meses los agentes de Extranjería detectaron en la capital de Galicia la presencia de un número poco usual de jóvenes con el mismo origen, no solo paraguayas, sino del mismo departamento de Paraguay, Alto Paraná. A la vez que el martes se llevaban a cabo las detenciones y el registro de seis pisos en Santiago, en la capital de esta región, Ciudad del Este, la policía nacional del país latinoamericano entraba en otros tres inmuebles. Allí eran arrestadas otras tres personas supuestamente vinculadas a la trama.

Perez Miramontes dirigió el sindicato agrario conservador hasta que este entró en concurso de acreedores y acabó disolviéndose en los juzgados en medio de un profundo conflicto laboral y un mar de deudas (desde los salarios de la plantilla hasta la Agencia Tributaria). Hasta aquel momento, aparece retratado en sus veranos en Sanxenxo, e incluso a bordo de su yate A Peregrina, junto a la flor y nata del PP pontevedrés. En su círculo social de la playa se dejaron fotografiar el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y la exministra Ana Pastor, el expresidente de la Diputación Rafael Louzán o el exconselleiro Xesús Palmou.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >