Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y Ciudadanos se alían para crear tres universidades privadas en Madrid

A poco más de dos meses de las elecciones, el Gobierno de la Comunidad de Madrid transforma el espacio universitario

El presidente de Madrid, en una imagen de archivo. Ampliar foto
El presidente de Madrid, en una imagen de archivo. EFE

El ruido de las carreras por los pasillos de la Asamblea de Madrid, provocado por el timbre que convoca a los diputados a votar, rodea este jueves de suspense la conversión en universidades de tres centros adscritos privados: Villanueva (de Fomento centros de enseñanza, vinculado al Opus), ESIC (de la Congregación Religiosa de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús) y Cunef (de la Fundación Española de Banca para Estudios Financieros). Pese a la oposición de los seis rectores de los centros públicos regionales, el Gobierno de Ángel Garrido (PP) logra el apoyo de Ciudadanos para transformar sin ningún debate previo y en una sola votación el espacio universitario madrileño. Se vota en un clima de máxima tensión: falta una diputada de Podemos y otro del PP, porque no han llegado a tiempo, y eso provoca que reine la confusión hasta que el proyecto se tramita por la vía más rápida y por solo un voto.

El alumnado de las universidades madrileñas

  • 192.008 estudiantes en los centros propios de las universidades públicas en el curso 2017-2018
  • 13.840, en los centros adscritos a las universidades públicas
  • 62.419, en las universidades privadas y de la Iglesia Católica
  • 6.843, en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA)
  • 33.873 alumnos en los centros asociados de Madrid y Madrid-Sur de la UNED

"Entonamos un réquiem por la universidad pública en Madrid, jaleado por los dos partidos conservadores, muy agresivos con ella", resume luego Juan José Moreno, del PSOE, en referencia al PP y a Ciudadanos. "No hay estrategia, no hay política", subraya sobre la planificación educativa gubernamental.

"Es una nueva agresión contra la universidad pública madrileña", critica Juan Varela-Portas de Orduña, diputado de Podemos. "No había ninguna obligación de tramitar estas solicitudes. Ha sido un acto de voluntad política, el enésimo ataque contra una institución a la que deberían cuidar [la universidad pública] y que llevan cuatro años humillando", afea. "Las tres propuestas muestran serias deficiencias para ser consideradas universidades", lamenta, parafraseando las críticas de los rectores y de los sindicatos. "La creación de estas nuevas universidades privadas no atiende a ninguna necesidad, sino a satisfacer los intereses puramente económicos de los promotores de estas iniciativas".

Han pasado más de 20 años desde que abrió la última universidad pública de la Comunidad, la Rey Juan Carlos (1996). Desde entonces se han triplicado las privadas (Pontificia, CEU, Alfonso X, Francisco de Vitoria, Udima, Camilo José Cela, Europea, Antonio de Nebrija e ICADE); han abierto sedes regionales centros con raíces en otras Autonomías (la Universidad de Navarra o el Instituto de Empresa); y se han instalado instituciones extranjeras (como la universidad de Saint Louis). En paralelo, el Gobierno de Garrido ha renunciado a aprobar la nueva ley del espacio universitario madrileño, que era más exigente en los requisitos para ser universidad, tras las quejas de las públicas (Complutense, Autónoma, Alcalá, Politécnica, Rey Juan Carlos y Carlos III). Un texto que llegó a votarse en la Cámara en 2018, y que no salió adelante por un error de Cristina Cifuentes.

Pese a todos esos precedentes, el PP y Ciudadanos han optado por impulsar tres nuevas universidades privadas cuando las elecciones autonómicas de mayo ya están en el horizonte.

"No nos parece adecuado el momento político en el que plantean esto", reconoce Mayte de la Iglesia, de Ciudadanos, sobre la proximidad de las elecciones. "Pero en Ciudadanos defendemos la transparencia, la competencia y la calidad", prosigue para justificar el apoyo de su formación a la creación de las universidades. "No seremos nosotros quienes pongamos trabas al talento y al crecimiento que ha defendido su apoyo porque favorece que los alumnos tengan más opciones a su disposición".

"No nos cansaremos de defender una oferta educativa plural, abierta a la innovación y la excelencia, que haga mucho más competitivo el sistema", defiende Ana Isabel Pérez, del PP.

El debate parlamentario apenas llega a la hora. Cuando acaba, el espacio educativo madrileño ha cambiado para siempre: por un solo voto, hay tres nuevas univesidades privadas en Madrid.

Estreno del voto telemático

El pleno de este jueves ha servido para el estreno del voto telemático en la Asamblea, que ha utilizado por primera vez un diputado del PP. Aunque la Cámara carece aún de un sistema informático que permita que ese sufragio se emita en tiempo real, los grupos han llegado a un acuerdo para que se pueda registrar desde fuera del Parlamento el sentido del voto, previo uso de una clave. La opción del voto telemático ha quedado recogida en el nuevo reglamento de la Asamblea, que los cuatro partidos han logrado pactar tras cuatro años de negociaciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >