X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Un nuevo edificio albergará los 10 juzgados de Torrejón

El proyecto pretende acabar con la actual dispersión en cinco sedes por el municipio

Juzgado de violencia sobre la mujer de Torrejón de Ardoz, en una imagen de archivo.

Un nuevo edificio albergará los 10 juzgados de Torrejón de Ardoz, que en la actualidad están dispersos en cinco sedes. El futuro inmueble, de 12.000 metros cuadrados, reservará además espacio para abrir cuatro juzgados más. La inversión total asciende a 17,6 millones de euros, de los que 5,5 están recogidos en el presupuesto de este año.

El partido judicial de Torrejón de Ardoz tiene 211.500 habitantes y comprende 11 municipios: Torrejón de Ardoz (que es cabeza de partido, con más de 125.000 vecinos), Ajalvir, Algete, Cobeña, Daganzo de Arriba, Fresno de Torote, Fuente el Saz de Jarama, Paracuellos de Jarama, Ribatejada, Valdeolmos-Alalpardo y Valdetorres de Jarama. Las sedes actuales se encuentran repartidas en cinco edificios, en la avenida de las Fronteras y en las calles de Telémaco, del Río y Granados.

El nuevo edificio estará listo en 2020. Se levantará en una parcela de más de 6.000 metros cuadrados, propiedad de la Comunidad de Madrid y que fue cedida por el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz mediante convenio. Está situada en el número 188 de la avenida de la Constitución.
El inmueble tendrá una superficie total construida cercana a los 12.000 metros cuadrados, contará con dos plantas, en las que todas las dependencias tendrán luz exterior, sótano, semisótano y un aparcamiento subterráneo con 50 plazas, además de aparcamiento exterior.

Arquitectura judicial

Según la Consejería de Justicia, el edificio se planteará siguiendo “una arquitectura judicial moderna, primando la racionalidad en la distribución y con un diseño funcional y dotacional que permita asegurar la libertad y la integridad física y psíquica de las víctimas y de sus familiares”. Estará diseñado de manera que contará con recorridos internos diferenciados y con accesos distintos para evitar que las víctimas se crucen con sus presuntos agresores.

También dispondrá de cámara Gesell, que consta de dos habitaciones anexas unidas por un espejo espía. Así, en la sala de entrevista, el menor o la víctima del delito trata en exclusiva con el psicólogo o profesional que le atiende. En la sala contigua (sala de observación), las partes siguen el interrogatorio y participan de él mediante una comunicación con el profesional, a través de un pinganillo. Esta cámara ya funciona en la sede de los juzgados de Madrid, en San Blas.