Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alejandro Fernández: “Yo habría aplicado el 155 a Torra”

El nuevo líder del PP catalán afirma que Ciudadanos es un movimiento antiprocés que no actúa como fuerza política

Alejandro Fernández, nuevo presidente del Partido Popular, el sábado, en Sitges, tras ser elegido.
Alejandro Fernández, nuevo presidente del Partido Popular, el sábado, en Sitges, tras ser elegido. EL PAÍS

El diputado Alejandro Fernández (Tarragona, 1976) preside desde el sábado el Partido Popular en Cataluña en sustitución de Xavier García Albiol.

Pregunta. Con el PP sumido en una crisis tan grave ¿Por qué ha dado el paso?

Respuesta. El PP catalán es necesario como organización política porque sus ideas, que son las del centro derecha liberal conservador no nacionalista, han llegado a tener un amplio espacio en Cataluña y se precisan para combatir las dos utopías populistas: la separatista y la izquierdista.

P. Las encuestas les son muy negativas ¿Cómo remontará?

R. Con el rearme ideológico y la agenda liberal conservadora en políticas públicas. Pero necesitamos un plan nacional de incentivos para el constitucionalismo que no tiene instrumentos en Cataluña. El plan lo debemos diseñar los catalanes que nos sentimos españoles y necesitamos que el PP vuelva La Moncloa para ejecutarlo. No se hará con Pedro Sanchez: solo habla para el 47% separatista y obvia al 53% que no lo es.

P. ¿Ese espacio que menciona no lo ocupa ya Ciudadanos?

R. Una cosa es ocupar el espacio y otra es que sean una fuerza política, que no lo son. Son otra cosa: en Cataluña son una respuesta al procés. Reconozco su mérito enorme como movimiento. Pero han decepcionado a mucha gente cuando han tenido que convertir la protesta en acción política. Cometieron un error estratégico muy grave. Tras el 21-D, en lugar de liderar a todos los constitucionalistas, apartan el debate catalán y lanzan una OPA hostil contra el PP pensando que podía extenderse lo que había pasado en Cataluña. La OPA fracasa y Pedro Sánchez acaba de presidente.

P. ¿Y qué errores ha cometido el PP para sufrir esta crisis?

R. Tienen que ver con la coyuntura política. La caída coincide después del 9-N. El separatismo rompió el pacto constitucional y el Gobierno hace todo lo posible para reconducirlo. Yo hago autocrítica: los electores no aceptaron esa decisión y empieza el trasvase a otras formaciones. Mucha gente nos reprochó haber sido débiles. Pero tenemos una trayectoria que nos permite remontar.

"A Ciudadanos se le olvida que en el Congreso tiene 32 escaños y nosotros 137 escaños"

P. Pablo Casado y Albert Rivera parecen estar inmersos en una pugna de quien atraen más a la derecha.

R. Yo acepto la cuenta de resultados en el Parlament pero en el Congreso no hay simetría. El PP tiene cuatro escaños y ellos 36 y nos deberían haber liderado. Y a veces se les olvidan que tienen 32 escaños y nosotros 137. Y Y se comportan como si fuera al revés. Ha habido una especie de burbuja demoscópica con Ciudadanos. El papel de liderazgo del centro derecha le corresponde al PP: gobernamos en muchos más Ayuntamientos y comunidades. El hecho de que se plantee a través de operaciones mediáticas que estamos igual que Ciudadanos me parece un chiste. Debían aceptar que no están en disposición de competir a día de hoy con el PP. 

P.  Pero en Cataluña, están más parejos: ustedes tienen una alcaldía y Ciudadanos, ninguna.

R. Gobernamos en seis o siete gobiernos municipales: Tarragona y Calafell el resto en municipios muy pequeñitos. Pero aún hoy tenemos muchos más concejales (214 frente a 176).

P. ¿Cómo ve las elecciones andaluzas?

R. Ha quedado demostrado que Andalucía necesita un cambio. Es, junto a Cataluña, la única comunidad donde siempre han gobernado los mismos. En el caso de Cataluña, no ha habido alternancia ideológica porque siempre ha gobernado el nacionalismo, incluso en la época del tripartito. La única garantía de cambio es el PP porque Ciudadanos ha apoyado a los mismos. No tengo duda de que todos los andaluces que apuesten por el cambio votarán al PP.

P. ¿Le ha decepcionado el papel de Dolores de Cospedal con el caso Villarejo? El partido le invitó a irse

R. Ella misma ha tomado una decisión personal de abandonar la política, la ejecutiva y el escaño. Explicó las razones a través de un comunicado y poco tengo más que añadir. Tengo un absoluto respeto por su decisión.

P. Albiol insinúa que el 21-D pagaron que el 155 fue demasiado blando ¿Usted lo cree?

R. No lo interpreto así. Pero tiene toda la razón en algo: entre el 6 y 7 de septiembre y el 27 de octubre de 2017 el PP pierde la mitad de su espacio político. Tal cual. Era difícil tomar decisiones y no soporto el ventajismo de juzgar a los demás en situaciones en las que no he estado involucrado. No se trata de fustigarnos.

P. Albiol se reunió con Quim Torra a diferencia de Inés Arrimadas ¿Usted lo hará?

R. No. Entonces le dimos una oportunidad para demostrar que sus escritos eran un error. Es un supremacista y está inhabilitado para ser president. Mis convicciones son profundas pero he pactado con socialistas, convergentes y hasta con ICV. Pero no dialogaré con quien no respeta las normas del juego y llama desde su púlpito a la insurrección callejera y a asaltar el Parlament [alude a cuando Torra dijo a los CRC apreteu, apreteu] y se refiere a la mitad de la población como colona. Y no rectifica. Que elijan a otro president que sea demócrata.

P. ¿Aplicaría otra vez el 155?

R. Lo que dije y digo es que tras convocar esa manifestación yo le habría destituido. Torra tiene derecho a expresar su ideología pero no a declararse en desobediencia e insurrección. Asaltar un Parlament suele ser la antesala de lo peor de la historia. Luego intentaron disimular porque se dieron cuenta de la gravedad del asunto. Pero sí, un president por eso puede ser destituido.

P. ¿Por qué dice que el 47% de electores independentistas gozan de privilegios?

R. Me refiero a que el movimiento político que los representa es un gran negocio y defender lo contrario, es una ruina. La Conselleria de Cultura solo subvenciona a entidades separatistas. Tienen ayudas, los mejores sitios en la Generalitat y los programas en prime time en los medios públicos. Eso es así.

P. ¿Cuándo nombrarán a los candidatos a las municipales?

R. Empezará en toda España después de las elecciones andaluzas. No me voy a presentar en Tarragona. Todos los candidatos están perfilados. ¿Sorpresas? Cuando los nombremos será lo más natural del mundo. Están plenamente consolidados.

P. ¿Y el caso de Barcelona?

R. Tiene connotaciones distintas. Es un asunto de interés nacional. Es la capital de Cataluña y se convertirá para el separatismo como una especie de capital de la república. Hay que analizarlo muy bien. Presentaremos una lista propia con nuestros valores y modelo de ciudad.

P. ¿Tiene claro que no quiere integrar la lista de Manuel Valls?

R. Sí. En cosas coincidimos pero no en otras como su sesgo ideológico hacia la izquierda y un nacionalismo moderado.

P. ¿No es arriesgado ir solos?

R. Lo que es arriesgado es que no tengan a quién votar miles de barceloneses que piensan como nosotros, de centro derecha liberal conservadores y que quieren una ciudad dinámica.

P. ¿Le gustaría que repitiera Alberto Fernández Díaz?

R. Me gustaría la mejor candidatura. No olvidemos que hace poco logró nueve concejales ni su aportación y la fortaleza de cómo ha liderado la oposición. No ha desvelado aún cómo lo ve.

P. Pero no está en el núcleo duro de su ejecutiva

R. No tiene nada que ver: tiene las mismas funciones de relaciones institucionales que tenía en la anterior. Es un hombre de partido: siempre antepone lo colectivo a lo personal.

P. Pero ha recuperado a Enric Millo, el exdelegado del Gobierno

R. Le hemos nombrado coordinador de acción parlamentaria. Como todos los expresidentes del partido, lo quiero a mi lado. Tienen experiencia, valores y conocimiento. Y quiero tenerlos en mi ejecutiva. Se equivoca gravemente quien piense que yo iba a llegar pensando que el mundo acaba y empieza en mí. Tengo que aprender mucho de mis antecesores y de las personas que han tenido responsabilidades de máximo nivel.

P. Albiol uso el lema Limpiando Badalona, con tintes xenófobos, en las últimas municipales. Usted no lo utilizó. ¿Le gustó?

R. Cada uno tiene su estilo pero lo más importante es que por qué masivamente los vecinos le apoyaron. Y acertó en sus preocupaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información