Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco pacientes contagiados de hepatitis C tras hacerse un TAC en el Gregorio Marañón

Los afectados reciben tratamientos antivirales que ofrecen una eficacia del 98%

El pasado 11 de mayo, cinco pacientes que se realizaron un TAC con contraste en una de las salas del hospital Gregorio Marañón de Madrid se contagiaron de hepatitis C, según ha podido saber EL PAÍS.

Varios meses después de realizarse la prueba, dos de los pacientes presentaban síntomas de infección y, tras los correspondientes análisis, les fue diagnosticada la citada enfermedad vírica. El hospital puso en marcha el protocolo epidemiológico para comprobar el alcance del contagio y se detectaron tres casos más. Las cinco personas están con tratamientos antivirales cuya eficacia es del 98%, según fuentes hospitalarias. 

Todos ellos se encuentran en seguimiento ambulatorio por especialistas médicos, están estables y evolucionan favorablemente. El hospital Gregorio Marañón tiene implantados todos los protocolos de seguridad necesarios y exigidos para la realización de este tipo de pruebas diagnósticas.Todos los afectados tendrán derecho a una reclamación patrimonial por el fallo de la Administración.

El TAC es un método de exploración radiológica y el contraste es cualquier sustancia que mejore la visibilidad de estructuras o fluidos dentro del cuerpo. Una posible vía de contagio se puede dar en que el contraste se haya administrado por vía intravenosa (inyección), explican fuentes del sector.

Más de 100.000 personas se han curado en España de hepatitis C desde 2015, cuando se aprobó el plan para dispensar nuevos medicamentos fáciles de administrar y de alta eficacia, según datos de Sanidad, informaba Emilio de Benito el pasado agosto. La hepatitis C es una infección que puede permanecer latente muchos años, por lo que el principal escollo para su erradicación es que hay muchos afectados que no saben que están infectados. El plan del Ministerio de Sanidad calcula que entre el 1% y el 2% de la población española (de 450.000 a 900.000 personas) personas tienen el virus, aunque no todos desarrollarán la infección.

La Asociación Española para el Estudio del Hígado, la Alianza para la Eliminación de la Hepatitis Vírica en España (AEHVE) y Gilead pusieron en marcha hace unos días la campaña ¿Eres Cris? para animar a toda la ciudadanía, que "podría haber estado expuesta sin saberlo" a esta enfermedad "silenciosa", a que se realice un test de diagnóstico "facilísimo" y se "quede tranquila": "Ahora se cura y España está a las puertas de ser un territorio libre de hepatitis C".

Una enfermedad crónica y silenciosa

E. D. B.

La hepatitis C es una enfermedad infecciosa causada por un virus que se estima que afecta a unos 150 millones de personas en todo el mundo. Esta infección crónica deriva con el tiempo en cirrosis o cáncer de hígado. La enfermedad puede permanecer sin dar señales dos o tres décadas. Al ser asintomática, se suele diagnosticar mediante análisis de sangre antes de una donación o de una operación. La hepatitis C se contrae principalmente mediante el contacto con sangre contaminada. Durante años ha padecido el estigma de asociarse al consumo de drogas por vía intravenosa o a las relaciones sexuales de riesgo, pero la mayoría de los afectados se infectaron hace más de tres décadas por el uso de instrumental no esterilizado en operaciones quirúrgicas o por transfusiones de sangre. La existencia de la hepatitis C no se confirmó hasta 1989.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >