Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Juegos del 2030, más baratos que nunca

El proyecto Pirineos-Barcelona maneja un presupuesto de 1.300 millones de euros de los que 900 irían a cargo del COI

Esquiadores en la estación de La Masella, iluminada por la noche. Ampliar foto
Esquiadores en la estación de La Masella, iluminada por la noche.

La precandidatura de los Juegos de Invierno de 2030 Pirineos-Barcelona ya tiene una traducción en cifras. El comité organizador maneja, infraestructuras aparte, un presupuesto de 1.300 millones, de los que 900 correrían a cargo del Comité Olímpico Internacional (COI) y los 400 restantes del comité organizador. La suma de 1.300 millones es muy inferior a los 3.262 millones que, con infraestructuras incluidas, se calcularon para el proyecto fallido de los Juegos de Invierno 2026 promovidos inicialmente por el socialista Jordi Hereu y después asumidos por el alcalde Xavier Trias.

La drástica reducción de presupuesto obedece a que el COI se ha replanteado los requisitos exigidos a las sedes ante el rechazo de numerosas ciudades a acoger, en época de crisis, citas olímpica por el descontento social que genera sus altos costes. De hecho, nunca fue tan barato albergar unos Juegos. La medida afecta al proyecto Pirineus-Barcelona por las facilidades ofrecidas. La directriz es clara: ni gastos innecesarios ni infraestructuras inútiles. El COI quiere evitar protestas como las de Rio 2016 y el despilfarro de los Juegos de Invierno de Sochi en 2014 cuando Rusia invirtió 50.000 millones para convertirlos en una herramienta de reivindicación nacional.

La cifra se cubrirá con la venta de entradas, la mercadotecnia, los sponsors privados y la aportación pública”, dice Gerard Figueras

Gerard Figueras, presidente de la Secretaria General de l'Esport de la Generalitat, aclara que los 400 millones procederán de cuatro fuentes. “La cifra se cubrirá con la venta de entradas, la mercadotecnia, los sponsors privados y la aportación pública”, dice. El diseño está en la línea de la drástica disminución presupuestaria de los Juegos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur), que disminuyeron los gastos en un 74% en comparación con los de Sochi, según Forbes.

La estrategia del COI libera Barcelona de nuevas construcciones. “Tenemos unas muy buenas pistas de esquí en los Pirineos”, dice Figueras, “y muchos de los equipamientos de Barcelona 92 y los edificados desde entonces”. Marta Carranza, comisionada de deportes de Barcelona, ilustra así la flexibilidad del COI: “Antes nos pedían cuatro palacios de hielo; ahora, uno”. La Administración quiere aprovechar el evento para mejorar la C-16 y la línea de tren Barcelona-Puigcerdà.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >