Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un león disecado, a la venta en internet por 6.000 euros

La Guardia Civil incauta a una mujer de Castelldefels el ejemplar, cazado por su suegro en Namibia

Incautación del león disecado en Castelldefels.

La Guardia Civil se ha incautado en Castelldefels (Barcelona) de un ejemplar de león disecado, en posición de ataque, que una mujer había puesto a la venta en internet por 6.000 euros. Agentes del Seprona de Málaga vieron el anuncio en un portal de compraventa de objetos de segunda mano y alertaron a sus compañeros de Barcelona. Éstos concertaron una cita con la vendedora y comprobaron que, efectivamente, la mujer guardaba en casa el cuerpo entero de un león en actitud desafiante: con las dos patas delanteras hacia adelante, como si quisiera agarrar una presa, y la boca muy abierta, mostrando los colmillos.

El pasado 3 de agosto, la mujer autorizó a los agentes a verificar si el león era auténtico. Los guardias observaron que se trataba de un león africano macho, adulto y "en perfecto estado", según la nota difundida este jueves por el instituto armado. El animal había sido "naturalizado por taxidermia" y "colocado sobre una base de cartón piedra". "De lado puede parecer algo poco natural, pero cuando lo ves, con la cabeza y los dientes, sabes que es auténtico", explican fuentes del Seprona.

Pero, ¿cómo llegó el león de África a Castelldefels? La mujer explicó a los investigadores que su suegro, ya fallecido, cazó al ejemplar durante un viaje a Namibia en los años 90. Lo trajo a España y lo guardó en el trastero, donde reposaba hasta que la mujer lo recibió en herencia y decidió sacárselo de encima. Lo puso a la venta en Milanuncios, según fuentes de la investigación, por 5.995 euros. No tiene documentación que acredite que el animal fue cazado legalmente. Tampoco conoce la fecha y el lugar exactos de la cacería.

Aunque en internet se venden multitud de animales disecados, el león -especie en declive y que goza de un alto grado de protección- no es un objeto de venta habitual. "Y menos, de cuerpo entero", agregan fuentes del Seprona. A los investigadores les ha sorprendido la "posición rampante" del animal. "Antes, en los años 80 y 90, las taxidermias hacían más fiero al animal, pero esa práctica se prohibió y tienen que estar en una posición más normal", relatan esas fuentes.

La Guardia Civil ha abierto una investigación por un supuesto delito contra la fauna por tenencia y comercio de especies amenazadas y ha remitido el caso a la fiscalía. Mientras tanto, ha depositado el ejemplar disecado en el Castell dels Tres Dragons, sede del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, donde ha sido depositado de forma provisional.