Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así será el nuevo norte de Madrid: más zonas verdes y una ‘city’ financiera

La reforma de la Castellana incluye tres nuevos rascacielos y 4.000 viviendas públicas

Operación Chamartin
Imagen del proyecto Madrid Nuevo Norte.

Más zonas verdes, transporte sostenible y una nueva 'city' financiera que modificarán el rostro de la Castellana en los próximos 20 años. La arteria que cruza el norte de Madrid crecerá entorno a la estación de Chamartín, que se convertirá en un gran nodo por su cercanía con el aeropuerto. La alcaldesa, Manuela Carmena, tras alcanzar un acuerdo con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la Comunidad de Madrid y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) ha presentado este viernes el proyecto Madrid Nuevo Norte, también conocido como Operación Chamartín. Será uno de los mayores desarrollos urbanísticos de toda Europa, que pretende lanzar la capital en el siglo XXI.

En cifras, Madrid Nuevo Norte significa la reforma de un área de 2.600 kilómetros cuadrados, en la que la promotora Distrito Castellana Norte (DCN), el Ayuntamiento, Fomento y la Comunidad de Madrid levantarán un centro financiero con amplias zonas verdes, edificios modernos para oficinas de última generación y una nueva estación de trenes, que será el corazón del nuevo distrito financiero.

La futura estación de Chamartín se convertirá en un hub (nodo) nacional e internacional. Su posición estratégica, debido a la cercanía con el aeropuerto Madrid-Barajas, permitirá desplazamientos a tiempo récord. Adif estudia crear una conexión directa entre la estación y el aeropuerto. La empresa pública controlada por Fomento también anunció que trabajará en la conexión directa entre Chamartín y la Estación de Atocha.

Imagen del proyecto Madrid Nuevo Norte. ampliar foto
Imagen del proyecto Madrid Nuevo Norte.

El nuevo centro de negocios contará con tres rascacielos, uno de ellos de 250 metros de altura, el más elevado de España. El proyecto mira al norte Europa desde el punto de vista urbanístico (los expertos señalan las semejanzas con el nuevo distrito financiero de Ámsterdam). Concretamente, por la convivencia de zonas de trabajo y residenciales. De hecho, en la nueva 'city' de Madrid se crearán zonas de ocio y viviendas. La idea es crear un centro "abierto las 24 horas del día y toda la semana", según ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (Podemos).

El proyecto divide el ámbito en cuatro zonas: la estación de Chamartín, el centro de negocios, y los barrios de Malmea-San Roque-Tres Olivos y Las Tablas Oeste. En total, el Ayuntamiento, que ha liderado el proyecto y las negociaciones con los operadores privados, ha logrado que hasta un 20% de todas las viviendas que se levantarán en la zona sean protegidas (frente al 10% que contemplaba el anterior plan de Ana Botella). Además, el Consistorio, asegura que en los terrenos que pasarán bajo su control también levantará pisos protegidos: hasta un total de 4.000 viviendas para desarrollar políticas públicas de vivienda.

Los rascacielos más altos de Madrid. ampliar foto
Los rascacielos más altos de Madrid.

En cuanto a las zonas verdes (en total, 320.000 metros cuadrados), el Ayuntamiento ha logrado añadir una zona ajardinada sobre las vías del tren, que se cubrirán. Ahí nacerá un "gran parque y otro pulmón verde del norte", ha dicho Calvo. La sostenibilidad es el principio inspirador del diseño, que, según ha afirmado Béjar, ya no es una simple declaración de intenciones, sino un plan "detallado y concreto". Otro eje verde unirá Madrid con El Pardo y se abrirán 15 kilómetros de vía ciclista.

DCN se encargará también de algunas instalaciones públicas, como las tres nuevas estaciones de Metro, aunque la iniciativa será pública. De hecho, el Ayuntamiento ha logrado que hasta un 20% de todas las viviendas sean protegidas (frente al 10% del plan de la anterior alcaldesa, Ana Botella, del PP). Y en los terrenos que pasarán bajo su control levantará pisos protegidos: hasta un total de 4.000. Se trata de un "proyecto del siglo XXI, que tiene que ver con principios concretos: apuesta específica por la sostenibilidad, de las estructuras y en la manera de entender el orden urbano y organizar los edificios, las infraestructuras y la manera de moverse", ha mantenido Calvo.

La alcaldesa, Manuela Carmena, que ha cerrado el acto en el Palacio de Cibeles, ha incidido en el consenso entre instituciones como factor clave para alcanzar el acuerdo. Su gobierno (Ahora Madrid) rechazó en 2016 el plan de Botella al considerarlo especulativo, y en estos últimos dos años ha elaborado un diseño alternativo, respaldado por el Ministerio de Fomento y la Comunidad.

"El Ayuntamiento opta por asumir la responsabilidad del consenso, porque es de todos y hay que gobernar para todos", ha asumido la regidora, dirigiéndose posiblemente a los ediles de su gobierno (de Ganemos e IU) contrarios al planteamiento. Carmena ha insistido en la idea del interés general por encima de las proclamas electorales, y ha asegurado que Madrid Nuevo Norte hará que la capital "sea conocida en el mundo como la ciudad del diálogo, encuentro y desarrollo".

Ábalos ha recordado que fue su antecesor, Íñigo de La Serna (PP), quien firmó el primer acuerdo con el Consistorio. Y ha revelado que la operación Chamartín le generó ciertas dudas. Pero que todas se esfumaron porque "no podía imaginarme a Carmena liderando un proyecto especulativo". "Recogí un proyecto del gobierno popular y no me importa ,porque pienso que es bueno para Madrid", ha declarado.

En cuanto a los plazos, el Ayuntamiento espera elevar al pleno el proyecto este año. Aunque todavía espera que la Comunidad de su visto bueno a varios informes, entre ellos el medioambiental, que es preceptivo. Se prevé que la Comunidad apruebe el plan el próximo año. De ser así, las primeras piedras se pondrán de aquí a tres o cuatro años. Según las estimaciones de los promotores, este desarrollo generará 200.000 puestos de trabajo, y supone una inversión de 6.000 millones de euros.

El "sitio idóneo" para la Ciudad de la Justicia

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha lanzado este vierne una propuesta durante la presentación del proyecto Madrid Nuevo Norte. ha esbozado la posibilidad de crear en la zona que albergará oficinas, alrededor de la estación de Chamartín, la futura Ciudad de la Justicia de Madrid. Este puede ser el "sitio idóneo" para esta instalación, ha dicho. "Sería buenísimo que todo el mundo del derecho exigiera una Ciudad de la Justicia que no hay en Madrid".

Durante la presentación, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, también ha adelantado uno de los futuros usos del espacio. Ha declarado que Fomento y Adif plantearán mudar su sede en el centro de actividades económicas de la Castellana.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram