Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat destina 10,5 millones a los menores no acompañados

El departamento de Trabajo y Asuntos Sociales quiere cambiar el enfoque de atención a este colectivo

El Govern aprobó ayer destinar 10,5 millones de euros más para los programas de atención y acogida de los menores extranjeros no acompañados, una de las caras más duras de la crisis migratoria. Los recursos se utilizarán para crear unas nuevas 400 plazas si se suman las de acogida y transición, según explicó el consejero de Trabajo y Asuntos Sociales, Chakir El Homrani.

El área que se encarga de los temas sociales de la Generalitat calcula que unos 3.000 menores en esta situación llegarán a Cataluña en 2018. Es una cifra que ha ido aumentando de manera exponencial en los últimos años. De hecho, la atención a este colectivo llevaba meses desbordando la capacidad de respuesta del departamento de Trabajo y Asuntos sociales.

“Queremos aprovechar también para hacer un replanteamiento sobre cómo hacemos la primera acogida”, explicó El Homrani. Los nuevos recursos permitirán crear 400 plazas nuevas. De estas, 250 serán para primera acogida y el resto serán pisos para la transición a la vida adulta, para jóvenes entre los 16 y 18 años.

El nuevo paradigma de atención a los menores no acompañados, explicó el consejero, implicará cambios en la manera cómo se recibe a los menores. A partir de ahora el primer contacto será con educadores en lugar de con los Mossos d'Esquadra. La plantilla de educadores de primera acogida pasará de 6 a 16 personas, por ejemplo. La directora general de Atención a la Infancia y la Adolescencia, Georgina Oliva, explicó que actualmente se atienden a 1.362 menores no acompañados