X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Macroperación contra la mafia armenia con 70 registros en diversas ciudades

Los Mossos y la Policía prevén detener a más de un centenar de personas en Barcelona, Madrid, Valencia y Alicante, entre otras ciudades

El fiscal Anticorrupción entra en el piso de uno de los presuntos capos de la organización, en Badalona. En vídeo, imágenes de la operación en Lloret de Mar.

Los Mossos y la Policía Nacional han puesto en marcha a primera hora de hoy una macroperación contra la mafia armenia. Los agentes, dirigidos por la Fiscalía Anticorrupción, prevén setenta entradas y registros en las provincias de Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante y Albacete, y más de un centenar de detenidos, según fuentes policiales. La trama tiene ramificaciones internacionales, con vínculos en Estados Unidos, Francia, Bélgica, Italia y Lituania. Se trata de la mayor organización criminal armenia asentada en Europa, según fuentes policiales.

Los detenidos se dedicaban presuntamente a todo tipo de delitos. En la investigación, los agentes han podido acreditar robos, extorsiones, tráfico de armas, blanqueo de capitales, soborno, falsedad documental, tráfico de drogas y contrabando de tabaco. También han detectado a un grupo, afincado en Alicante, que supuestamente amañaban partidos de tenis. El juzgado de instrucción 2 de Terrassa lleva el caso.

En total, hay seis líderes de la organización, con distintos rangos, conocidos como ladrones en ley (vor zakonen). Y dos de ellos, enfrentados entre sí, dirigían “con mano de hierro” la actividad delictiva. Parte de los beneficios iban a parar a la caja común del grupo, en forma de impuesto, denominada obschak. Llegaron a ordenar la muerte de dos integrantes, que fue frustrada, porque no pagaban. Con esta operación, los agentes dan por desmantelada totalmente en España la organización criminal armenio-georgiana liderada por los hermanos Sushanashvili por un lado y por el vor Erik Djhaginyan, por otro. A pesar de eso, no se descartan más detenciones y hay cinco órdenes internacionales de detención y entrega emitidas. 

Uno de los ladrón en ley, conocido por el alias de BDO, ha sido detenido esta mañana en Badalona. El hombre vivía en la calle de Torrent d'en Grau, donde se han apostado diversas furgonetas de los Mossos d'Esquadra. Hasta el lugar se ha desplazado el fiscal Anticorrupción Juan José Rosa, que ha permanecido menos de una hora en el domicilio.

Los agentes están llevando a cabo las entradas en diversas ciudades como Barcelona, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Madrid, Arganda del Rey, Alcobendas y otros cuatro municipios madrileños, Valencia y otras 10 localidades en la provincia, Alicante y Vinalopó Mitjà y Albacete, según una nota difundida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Los miembros de la organización con cargos intermedios o superiores utilizaban a integrantes de menor rango para recibir y enviar el dinero a través de empresas especializadas o hacer entrega en mano a los grandes líderes. A su vez, los diferentes Vor gestionaban el capital ilícito con el fin de realizar inversiones patrimoniales o compras de material subastado para venderlo en el extranjero y así blanquear los beneficios.

La investigación arranca con un doble asesinato en enero de 2016 en Terrassa. El 4 de enero de ese año, diversas personas entraron en un piso de la calle de Nápoles en la ciudad y mataron a Gela Garashvili, lugarteniente del jefe de la mafia georgiana en Europa, Kakhaber Sushanashvili. Los diversos pinchazos telefónicos de la trama han derivado en el macroperativo desarrollado hoy.

El mismo crimen, y el mismo juzgado investigándolo, sirvió para desarticular en noviembre del año pasado a una organización georgiana, que había creado un entramado de blanqueo de dinero procedente principalmente de robo en domicilios. Entonces, los agentes detuvieron a Katerina Myerkova, la mujer de Sushanashivili, para quien presuntamente lavaba el dinero, y a otra veintena más de personas.

En la actualidad hay tres personas en prisión provisional comunicada y sin fianza por el caso Nàpols (por el nombre de la calle donde se produjo el doble homicidio), fruto de una investigación de más de dos años.