Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid pasará de 2.170 a 4.170 motos eléctricas compartidas a finales de año

Un nuevo operador alemán se sumará en agosto con 850 vehículos a las cuatro empresas existentes, que también anuncian refuerzos

Un usuario de una de las marcas de moto compartida de Madrid.
Un usuario de una de las marcas de moto compartida de Madrid.

La creciente oferta de servicios de transporte compartido en Madrid capital ha encontrado en el sector de los ciclomotores eléctricos una vía rápida de expansión a la que se sumará este verano un nuevo operador perteneciente a la marca alemana Bosch. Coup, que así se llama la nueva empresa, pondrá en las calles 850 motos que se suman a las que ya circulan a nombre de otras cuatro compañías: Muving, eCooltra, Movo e Ioscoot. Con los refuerzos que las distintas marcas han anunciado, el parque móvil de estos vehículos en la ciudad pasará de 2.170 a 4.170. Los coches eléctricos compartidos son 2.000.

Desde el desembarco en mayo de 2017 de eCooltra, la primera de las empresas de motosharing que dio servicio en Madrid, han aparecido Muving, Ioscoot y Movo (vinculada a la plataforma Cabify). Todas ellas suman ahora 2.170 vehículos. El último competidor en llegar, Coup, perteneciente a la marca alemana Bosch, desplegará en agosto una flota de 850 ciclomotores más, a lo que hay que sumar los refuerzos anunciados por las operadoras existentes. Muving añadirá a las 600 unidades que ya tiene otras 300 en septiembre; Ioscoot aumentará su parque entre junio y julio en 150: de 170 a 320. Movo, que tiene 300, promete llegar a 1.000 en 2018. Ecooltra dispone de 1.100. En total, Madrid pasará de tener antes de que termine el año 4.170 ciclomotores eléctricos de alquiler, un 92% más de los actuales.

El paraguas de la economía colaborativa ha abierto la puerta también a las empresas de uso compartido del coche (o carsharing) como Car2go, Emov o Zity, que suman más de 2.000 vehículos en la capital, y de bicicletas como OFO, oBike o Donkey Republic, con más de dos centenares, aparte de más de 2.000 del servicio público BiciMad.

La rápida expansión del motosharing en la capital quedó patente en la pasada IV Feria de Vehículos Eléctricos de Madrid, donde los operadores actuales expusieron sus planes y la empresa alemana anunció el comienzo de sus operaciones en la capital con la presentación de sus vehículos. Coup, fundada en Berlín hace dos años, tiene 1.000 motos en la capital germana y 1.700 en París. “Aún existe mucho espacio de crecimiento para el sharing”, asegura Luis González, responsable de Coup en Madrid.

“Esto no tiene vuelta atrás”, sentencia Miguel Ángel Martínez, responsable de marketing de la compañía competidora Muving. No solo está cambiando la concepción de la movilidad de la población urbana y especialmente de los más jóvenes, señala Martínez, sino que las restricciones de acceso a los núcleos urbanos a determinados vehículos por la contaminación ofrecen a estos tipos de servicios una ventaja innegable. “Todo suma, el compromiso del Ayuntamiento con la movilidad sostenible es muy fuerte. De hecho, cuando se activa la exclusión de coches por contaminación, enviamos un mensaje a nuestros usuarios sugiriéndoles que usen nuestras motos”, explica.

Marcas Motos en circulación Motos prometidas 2018
Movo 300 + 700
Coup - 850
eCooltra 1.100
Ioscoot 170 +150
Muving 600 +300
Total 2.170 4.070

El pasado 30 de mayo, la junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid dio el visto bueno a una nueva Ordenanza de Movilidad para la capital que, cuando entre en vigor a partir de noviembre, impedirá la circulación y el aparcamiento en el Área de Prioridad Residencial (APR) del centro a los coches sin distintivo ambiental de la DGT. Se estima que 1,8 millones de los vehículos matriculados en la Comunidad de Madrid se verán afectados, el 38% de todo el parque móvil de la región.

Por el momento, el Consistorio no se ha pronunciado respecto a la necesidad de regular la proliferación de motos. Sí se ha declarado dispuesto a hacerlo con el uso compartido de bicicletas, aunque no hay aún ninguna disposición específica. Fuentes de la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad consultadas por este periódico creen que por el momento no se aprecia el riesgo de que suceda con los ciclomotores eléctricos lo que ocurre en otras grandes ciudades con las bicicletas, “que acaban tiradas y sin mantenimiento en muchos casos, pues muchas empresas optan por la cantidad en vez de por la calidad”. Sí admiten esas mismas fuentes que “se está trabajando en crear más reservas para motos en la calzada y en nuevas normas de aparcamiento que supondrán que haya más espacio para los peatones”.

Las empresas del sector reconocen que la saturación puede producirse a medida que vaya aumentando el parque. “Es difícil saber qué es lo que querrían regular exactamente, pero todo lo que sea reconocer y normalizar nuestras actividades me parece sensato”, afirma Jorge Magaña, director de Ioscoot.

En eCooltra tampoco ven con malos ojos una futura regulación. “Hemos estado en contacto con la Administración desde el primer momento y entendemos que si lo quieren regular será para facilitar y el uso de estos servicios”, explica Almudena Muñoz, responsable de comunicación del Grupo Cooltra, al que pertenece eCooltra. Esta empresa empezó en mayo del pasado año con 280 motocicletas y ha crecido paulatinamente hasta las 1.100 actuales.

Desde 20 céntimos por minuto

El motosharing, al igual que otras fórmulas de movilidad compartida, se basa en una aplicación móvil con la que se puede localizar y desbloquear una motocicleta eléctrica, por el momento dentro de los límites de la M-30. Muving, Ioscoot, Movo y eCooltra cobran entre 0,20 y 0,24 céntimos el minuto de recorrido, mientras que Coup tendrá una tarifa básica de tres euros por 20 minutos y permitirá alquilar el vehículo de 7.00 a 19.00 por 25 euros y de 19.00 a 7.00 por 15 euros.

Los tres operadores de coches compartidos presentes por ahora en la capital (Car2go, Emov y Zity) aplican unas tarifas similares en el consumo por minutos y entre 55 y 69 euros por el uso continuado del vehículo durante un tope de 24 horas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram