Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ocupación hotelera cae hasta marzo a pesar del Mobile

Los ingresos por habitación de los establecimientos descendieron un 4,1% en el primer trimestre

Dos turistas en la plaza de Catalunya de Barcelona.
Dos turistas en la plaza de Catalunya de Barcelona.

Los tímidos signos de recuperación del mercado hotelero de Barcelona del mes de enero se esfumaron los dos siguientes meses. Y ello a pesar de la celebración del Mobile World Congress y de la Semana Santa, que este año fue en marzo. Según un informe de las consultoras STR y Magma HC, la ocupación descendió en el primer trimestre del año un 5,1% respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que los ingresos por habitación lo hicieron un 4,1%.

El sector turístico barcelonés vio cómo se rompía el año pasado su racha de ascenso ininterrumpido. El caos en el aeropuerto del Prat por el colapso en los controles de pasaportes y la huelga de los vigilantes de seguridad, los atentados yihadistas de agosto, el procés y las huelgas generales hicieron mella en la industria hotelera de Barcelona, en especial en los hoteles de mayor categoría. A ello se añadieron algunos brotes de turismofobia, que se plasmaron en pintadas contra los viajeros y el ataque a un autobús turístico.

 Los empresarios tacharon el último trimestre como un periodo “fatídico” para la ciudad y señalaron que las previsiones para este año no eran mejores, puesto que las reservas —las llamadas OTC, on the book— señalaban una caída más allá del mes de febrero. Según el informe elaborado por las consultoras, el año arrancó con una tebia recuperación: la ocupación creció el 1,1%, la tarifa media hotelera lo hizo el 2,2% y los ingresos por habitación crecieron un 4,4%.

Precios más altos

Sin embargo, los indicadores volvieron a empeorar a partir del mes de febrero. Y ello a pesar del Mobile World Congress (MWC), que se celebró entre el 26 de febrero y el 1 de marzo, aunque los establecimientos empiezan a estar a rebosar algunos días antes. Ese mes la ocupación cayó un 6,6%, según el documento. Eso sí, el hecho de que las tarifas para los días del MWC estuvieran pactadas desde hacía un año permitió que los precios medios no solo aguantaran esos días, sino durante todo el trimestre. Por ello, Barcelona siguió siendo una de las ciudades con las tarifas más elevadas de España, con un precio medio por habitación de 125,6 euros.

En marzo, y a pesar de la Semana Santa, cayeron la ocupación (-7,3%), el precio medio (-6,8%) y los ingresos por habitación (-13,5%). Esos malos resultados del mes pasado fueron, según el informe, sobre todo los que lastraron los resultados del primer trimestre.

El informe indica que en el otro extremo está Madrid. La capital creció durante el arranque del año tanto en ocupación —un 3,8%, de modo que se llenaron el 69,9% de las plazas hoteleras—, el precio medio —un 7,5%, hasta 101,42 euros— y, en especial, los ingresos por habitación, que ascendieron un 11,5%, hasta 70,58 euros.

Sin embargo, los mayores crecimientos se han dado en Valencia. La ciudad experimentó un aumento de dos dígitos en todos los indicadores. De este modo, la ocupación subió el 14,2%; la tarifa media, el 10%, y los ingresos por habitación, el 25,6%. El informe atribuye esa expansión a un incremento de la demanda internacional y a un “posible desvío de demanda desde Barcelona”. También Málaga, Mallorca, Sevilla y Zaragoza vieron subidas.