Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios catalanes trasladan al Rey su preocupación por la crisis política

Un grupo de ejecutivos almorzó el lunes con el monarca en Barcelona

Independencia de Cataluña
El Rey, durante la ceremonia de entrega de los despachos a la nueva promoción de jueces en Barcelona el pasado lunes.

Un grupo de empresarios catalanes almorzó el pasado lunes con el Rey Felipe VI tras el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces que se incorporan a la carrera judicial. Entre otros, al ágape que tuvo lugar en el Palacete Albéniz acudieron el presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, y el del Círculo de Economía, Juan José Brugera, quien preparó el encuentro, según han explicado fuentes empresariales. Los empresarios trasladaron al monarca su preocupación por la duración y la gravedad del conflicto catalán y por la falta de un diálogo político que dé pie a una salida de la crisis.

El almuerzo se celebró a petición del Rey, según estas fuentes. En él participaron, además de Brugera y Gay de Montellà, el presidente de Abertis, Salvador Alemany; el de Seat, Luca de Meo; el de Banco Sabadell, Josep Oliu; el de Gas Natural, Francisco Reynés; el de Planeta, José Creuheras; el del despacho de abogados Cuatrecasas, Rafael Fontana, o el de la Cámara de Comercio, Miquel Valls. Según fuentes de Zarzuela citadas por Efe, todos ellos acudieron "con carácter individual".

La mayoría de estos empresarios ha sido muy crítico con la declaración unilateral de independencia, a la que se opusieron sin matices. Desde el Círculo de Economía, de hecho, se instó en varias ocasiones al expresidente Carles Puigdemont a no salirse de la Constitución y advirtió de las “fracturas” que sufría la sociedad catalana. Muchos de los directivos presentes, sin ir más lejos, llevaron su sede social a Madrid tras el referéndum independentista y ante la amenaza de la declaración de independencia.

Sin embargo, en numerosas ocasiones las instituciones apelaron también a que el gobierno de Mariano Rajoy a buscar una solución dentro de la “vía del diálogo”. Tanto Fomento como el Círculo apostaban por la llamada “tercera vía”, que contemplara un nuevo acuerdo fiscal con Cataluña y plenas competencias en lengua y cultura, entre otras cuestiones.

Fuentes empresariales conocedoras del encuentro explican que los empresarios admitieron que la vía del diálogo ha quedado tocada por la falta de gobierno en Cataluña y opinaron que el primer paso hacia la normalidad debe ser la constitución de un ejecutivo autonómico. En el encuentro, no obstante, los empresarios opinaron que dado el contexto actual el conflicto está lejos de solventarse. El almuerzo se produjo tras la ceremonia en la que Felipe VI recordó la "posición clave" que ocupan los jueces para "salvaguardar y garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos".  En el exterior, decenas de los llamados comités de defensa de la república (CDR) protestaron contra la presencia del monarca.

Más información