Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Sànchez acepta volver a ser candidato a presidir la Generalitat tras la renuncia de Turull

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, avala por carta la nueva propuesta de Junts per Catalunya

El diputado de Junts per Catalunya Jordi Sànchez.
El diputado de Junts per Catalunya Jordi Sànchez.

El diputado de Junts per Catalunya Jordi Turull, en prisión provisional desde el pasado 23 de marzo, ha renunciado hoy jueves a su candidatura como presidente de la Generalitat para que sea el número dos de la candidatura, Jordi Sànchez, también preso, quien opte a someterse a la investidura para la jefatura del Gobierno catalán. Así consta en una carta que Turull ha remitido esta mañana al presidente del Parlament, Roger Torrent, quien también ha recibido otra misiva de Jordi Sànchez en la que comunica "oficialmente" su "plena disposición" a "afrontar el debate de investidura" y una más del expresidente Carles Puigdemont avalando esa opción.

Turull, cuya candidatura fue rechazada por la Cámara catalana en el primer debate de investidura celebrado en vísperas de su entrada en la prisión de Estremera, se ha dirigido a Torrent "en calidad de candidato a la presidencia" de la Generalitat. El diputado de Junts per Catalunya justifica su renuncia en que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas "pidió a España que disponga de todas las garantías y mecanismos necesarios para que el diputado Jordi Sànchez" pueda ejercer "sus derechos políticos" y someterse al debate de investidura para, en caso de contar con el apoyo parlamentario necesario, acceder a la presidencia del Ejecutivo catalán.

El también exconsejero de Presidencia de Puigdemont afirma que esa resolución lo han llevado a retirar su candidatura "de manera provisional y en función de cómo se desarrollen los hechos", puesto que, ha recordado, su debate de investidura quedó interrumpido "en contra de la voluntad de la cámara". "La segunda parte, por tanto, queda pendiente, pero estoy convencido de que la situación política y jurídica surgida de la decisión del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aconseja dejarla en suspenso y proceder a la investidura de Jordi Sànchez. Es un acto de justicia", remacha.

Casi de forma simultánea, Torrent ha recibido una carta de Sànchez en la que este recoge el guante. El diputado se remite también a la resolución de Naciones Unidas, que considera que "abre una brecha y una garantía" para convocar un debate de investidura, presentar su programa de Gobierno y ser sometido a votación.

"Proponer mi investidura ahora es una decisión justa jurídicamente y necesaria políticamente", ha agregado Sànchez, quien ha añadido que está "totalmente de acuerdo" con la estrategia del grupo parlamentario de Junts per Catalunya, que esta mañana ha marcado por carta el expresidente Carles Puigdemont. "Yo, como todos los diputados y diputadas de Junts per Catalunya, estoy al servicio de la estrategia colectiva, y si es la voluntad del grupo, estaré con todas mis energías", concluye Sànchez, quien agradece la "generosidad" de Turull.