Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrent mantiene la incertidumbre al no desconvocar la investidura

Turull pide a través de su letrado mantener la sesión por la “dignidad” del Parlament

FOTO: El presidente del Parlament, Roger Torrent, el pasado jueves. / VÍDEO: El abogado de Turull pide que no se cancele el debate de investidura.

Roger Torrent, presidente del Parlament, mantiene la convocatoria de la segunda sesión de investidura, prevista para las 11.30 de este sábado, a la que se debería someter Jordi Turull, que este viernes ha sido encarcelado. Según la agenda oficial, al término de la sesión leerá una declaración en el auditorio de la Cámara catalana "en defensa de los principios democráticos y de los derechos civiles y políticos". Los grupos independentistas, en este caso junto a En Comú-Podem, estudiaban anoche celebrar un acto alternativo de protesta si no era posible acometer la investidura. Turull pidió a través de su letrado mantener la sesión por la “dignidad” del Parlament. El Constitucional considera ilegal una investidura sin que esté el candidato presente.

La Ley de la Presidencia de la Generalitat obliga a que los candidatos a la investidura estén presentes en el hemiciclo. El juez Llarena también incluyó en su auto que no autorizaría a Turull ni a los otros dos diputados encarcelados —Josep Rull y Raül Romeva— a acudir a los plenos. Carme Forcadell y Dolors Bassa, también en prisión, ya renunciaron a sus escaños en la noche del jueves junto a Marta Rovira, huida a Suiza. El propio Constitucional decretó, además y a propósito del auto que dictó por la investidura fallida de Puigdemont, que el candidato debía asistir tanto de forma presencial en el discurso de presentación del programa como en la votación.

Turull se sometió el miércoles a la primera sesión del debate que perdió con 64 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones. Nada indicaba que la CUP, imprescindible para que su candidatura prosperara, pudiera hoy cambiar el sentido de su voto. Por ello su elección sería, en cualquier caso, fallida. Más allá del desenlace político, la mayoría de grupos de la oposición pidieron a Torrent que optara por suspender el pleno. Carlos Carrizosa, portavoz de Ciudadanos, avanzó que a las nueve de la mañana de hoy cursará una petición en el Registro de la Cámara para que la sesión no se celebre. El diputado instó al presidente a proponer “de una vez por todas” un candidato que “limpio” de causas judiciales. “Primero propone a un fugado [Carles Puigdemont] y después a Sànchez [en la cárcel\} y ahora a Turull, que ha acabado también prisión”, apuntó.

No fue el único que lo pidió. El popular Xavier García Albiol se expresó en parecidos términos y apuntó, además de esgrimir el auto del Constitucional, que no tenía “ninguna lógica ni sentido” celebrar la sesión. Por ello, le envió una carta a Torrent solicitándole que desconvocara el pleno. El líder del PP catalán pidió al presidente que no sitúe a los diputados en una “tesitura de incomodidad”. “Mañana [por hoy] se puede forzar un espectáculo, un show o un numerito. Sería un espectáculo poco gratificante”, afirmó García Albiol.

Preservar “la dignidad”

Los populares rebatieron la postura de Turull de querer mantener la sesión para preservar la “dignidad” de la Cámara frente a las acciones de la justicia. Ese ha sido uno de los argumentos que ha esgrimido estos días el independentismo para criticar las decisiones del juez Llarena justo en medio de las negociaciones de investidura. Esa visión es justo la contraria a la que adujo Albiol, que afirmó que la dignidad de la Cámara no era poner al Parlament “al pie de los caballos de la justicia”.

Visiblemente afectado por las detenciones y asegurando que Cataluña estaba viviendo sus “horas más oscuras”, Xavier Domènech, líder de Catalunya en Comú, admitió que no se daban hoy las condiciones para celebrar el pleno. Pero abogó por impulsar acciones “unitarias y transversales”. El diputado calificó la actuación del Supremo de “desproporcionada e intolerable”. Domènech pidió formar bloques transversales y diversos que unan “al conjunto de catalanes y demócratas”. No quiso concretar a qué se refería, pero anoche se apuntaba que quizá hoy pudieran organizar un acto de repulsa de todas las fuerzas soberanistas, entre las que están incluidas los comunes. “Vivimos el cierre de capítulos intensos de nuestra historia pero eso no puede ser derrota de un país”, añadió.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información