Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts per Catalunya niega que el Parlament pueda elegir otro president que no sea Puigdemont

La candidatura carga contra el Estado por "impedir" la investidura del expresident

Cartel de Junts per Catalunya.
Cartel de Junts per Catalunya.

Junts per Catalunya ha pasado de la defensa al ataque para intentar que Carles Puigdemont sea elegido de nuevo como presidente de la Generalitat. Tras días de sopesar posibles cambios legales para permitir una investidura telemática, la llamada lista del president ha enviado esta tarde un argumentario en el que recalca la legitimidad de Puigdemont para ocupar el cargo y advierte que el Parlament no puede impedir su elección. “No podemos aceptar que nadie impida la voluntad democrática de la gente”, dice el comunicado.

"El presidente Puigdemont es el gran vencedor de las elecciones", asegura el comunicado de la lista del president, apropiándose así de los 70 escaños que obtuvieron las fuerzas  independentistas  y obviando a la lista más votada, la de Ciudadanos. “Para que volviera el presidente se tenía que votar al presidente. La gente ya lo ha hecho. Lo que ha votado la gente no lo puede cambiar el Parlament”, sostiene el comunicado.

Hace dos días, el exconsejero de Presidencia y diputado electo Jordi Turull planteó que se estudiaban todos los escenarios para que Puigdemont regresara de Bruselas, pese a que si pone un pie en España seguramente será puesto en prisión preventiva por decisión del Tribunal Supremo. Dentro de las posibilidades que se estudiaron estaba un cambio en el reglamento de la Cámara Catalana para permitir un debate de investidura sin el candidato presente.

Ciudadanos, PP y PSC han descartado esta posibilidad y aseguran que se opondrán. El Gobierno, según adelantó ARA, ya se prepara para actuar ante un intento de modificación del reglamento, que terminaría en un recurso ante el Tribunal Constitucional. Las miradas recaen en Esquerra Republicana, cuyo apoyo a Puigdemont está condicionado a que vuelva. Junts per Catalunya nunca ha querido poner sobre la mesa una opción B y critica que los republicanos insistan en la posibilidad de Oriol Junqueras.

“Puigdemont será investido presidente. El Estado no lo puede impedir. Los catalanes tenemos claro que los problemas que ha generado el Estado los tiene que resolver el Estado”, dice Junts per Catalunya en su comunicado. “Solo hay un tipo de personas que no quieren que Puigdemont sea investido presidente: los que no creen en la democracia”, añade el documento.

Más información