Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez vuelve a suspender el cambio de la calle de los Caídos de la División Azul

El Consistorio planea modificar 52 nombres franquistas de calles y plazas

Placa de la calle de los Caídos de la División Azul, en Madrid.
Placa de la calle de los Caídos de la División Azul, en Madrid.

La Justicia ha suspendido por segunda vez este miércoles cautelarmente el cambio de nombre de la calle de los Caídos de la División Azul de Madrid. Un juez ha estimado la medida cautelar interpuesta contra el acuerdo de la junta de gobierno municipal —aprobado en julio de 2017 tras una votación en el pleno— y ha paralizado el cambio de nombre a la espera de una sentencia firme. El Consistorio planea modificar 52 nombres franquistas de calles y plazas.

El Ayuntamiento llevó al pleno municipal su plan de cambio de nombres el pasado mes de abril, después de que el Comisionado de la Memoria analizara varias propuestas y elaborara un informe. Sin embargo, nada más aprobarse el plan —con la sola abstención del PP—, varios recursos paralizaron la iniciativa del gobierno de Ahora Madrid, que orbita en torno a Podemos. En tres de ellos se pedían medidas cautelares consistentes en la suspensión del proyecto.

El pasado día 2, la Justicia decretó la suspensión cautelar del cambio de nombre de 52 calles de reminiscencias franquistas en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, tras un recurso de la Fundación Francisco Franco. A ese dictamen se suma ahora el auto del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 8, que decreta la suspensión cautelar del cambio de la calle de los Caídos de la División Azul. En el auto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, el juez argumenta que, a la espera de la resolución del proceso contencioso-administrativo abierto que dicte sentencia firme, la retirada de todas las placas puede ocasionar un perjuicio para los afectados.

El cambio de las placas determina un gasto "indudable", reflexiona el juez, tanto para comerciantes como para los vecinos, que "tendrían que modificar tarjetas, carteles, comunicados a clientes o publicidad". Por ello, concluye que es preferible "esperar a que se dicte sentencia para llevar a cabo ese gasto, cuando se puede dar el caso que, estimada la demanda, ese gasto se duplicaría".

El abogado y presidente del colectivo de Familiares de Caídos en Rusia, José Luis Marín, califica el auto del juez de "contundente". El colectivo, que Marín califica de "apartidista", exige al Ayuntamiento que revierta el cambio del nombre de la calle de los Caídos de la División Azul de su base de datos en un plazo de 10 días: "Si no, emprenderemos acciones legales", advierte. Marín considera que el grupo que él representa "defiende a cualquier caído en Rusia, incluso a partidarios de la República". Aunque también afirma que con su recurso pretende defender "el honor" de "los que lucharon por un ideal, que fue la lucha contra el comunismo". En este caso, junto al ejército nazi.

El Consistorio contemplaba cambiar el nombre de la calle Caídos de la División Azul por el de calle Memorial 11 de marzo de 2004. Además de esa modificación, el gobierno de Manuela Carmena también piensa borrar del mapa de la capital nombres como el de la plaza del Caudillo (por plaza de El Pardo) o el de la travesía del General Franco (por calle de Diego Torres Villarroel). Ayer, una portavoz municipal incidió en que esos cambios pretenden aplicar la Ley de Memoria Histórica "con más de 10 años de retraso" y con el apoyo del pleno municipal. "Es un cambio que es irreversible", afirmó.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram