Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y Ciudadanos anuncian una bajada de impuestos por maternidad y alquiler para jóvenes

Aguado ha renunciado a reducir el tramo autonómico del IRPF y las modificaciones se realizarán vía deducciones puntuales

Cristina Cifuentes en el Consejo de Gobierno.
Cristina Cifuentes en el Consejo de Gobierno. EFE

PP y Ciudadanos han alcanzado un principio de acuerdo para aumentar las deducciones por maternidad y por alquiler de vivienda a los jóvenes menores de 35 años. Todavía no se han concretado las cantidades, pero el objetivo de Ciudadanos es que se comience a aplicar en 2018.

Ignacio Aguado, portavoz de la formación naranja, anunció en septiembre que no apoyaría los presupuestos regionales a no ser que se bajara el tramo autonómico del IRPF entre un punto y uno y medio. Finalmente no lo ha conseguido, y la reducción se circunscribe a dos colectivos concretos. Aún así, Aguado se muestra muy satisfecho por ello. "Para nosotros es importantísimo y afecta a miles de personas", ha argumentado en la rueda de prensa posterior a la junta de portavoces de la Asamblea de Madrid. Además, "nunca se puede conseguir en una negociación todo lo que se quiere". "El Gobierno se ha dado cuenta de que se podían bajar los impuestos y aumentar la inversión en otras partidas", ha añadido. La decisión va a beneficiar a "miles de madrileños". El colectivo de jóvenes es de unos 100.000.

Para la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, este anuncio no aporta nada nuevo. En todo caso, desmonta la teoría de la presidenta regional, Cristina Cifuentes, de que la oposición funciona como un tripartito contra el PP. "Ciudadanos se sigue poniendo a su lado para cuestiones fundamentales, y una de ellas es la ley de presupuestos", ha añadido. Para Podemos Madrid lo que necesita es una reforma fiscal, "que recupere impuestos para gravar a los ricos y liberar así a las clases trabajadoras".

Al portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, echa en falta un proyecto que busque el consenso de todos los grupos en materia fiscal. "Reconozco el derecho de dos partidos a hablar, pero yo no voy a valorar medidas aisladas", ha puntualizado. No, al menos, hasta que no haya tenido tiempo de estudiarlas.