Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona coloca una caseta en la zona de discotecas para informar de agresiones sexuales

Estará abierta en horario nocturno y en coordinación con los cuerpos de seguridad para actuar en caso de comportamientos machistas

El stand se ha instalado en el paseo Marítimo.
El stand se ha instalado en el paseo Marítimo.

El Ayuntamiento de Barcelona ha instalado junto a las discotecas y centros de ocio del llamado Frente Marítimo en la Barceloneta el stand antimachista. Una caseta prefabricada donde cualquier persona podrá dirigirse para asesorarse sobre la violencia machista. Desde allí se activarán los protocolos de asistencia y acompañamiento médico y policial en caso de que alguna persona, sobre todo mujeres, haya sido víctima de algún tipo de agresión de carácter sexual.

El stand está junto a las discotecas de la zona y abrirá de 23.00 a 5.00 horas las noches de jueves a sábado y desde el 29 de junio al 25 de septiembre. En las pasadas fiestas de la Mercè se hizo una prueba piloto y por primera vez el bautizado como stand antimachista estará todo el verano operativo. “La única iniciativa similar en el estado se lleva a cabo en Pamplona durante los San Fermines”, ha remarcado esta mañana Laura Pérez, concejal de feminismos y LGTBI. Pérez ha recordado que la violencia sexual es una “lacra” que sufren, sobre todo, mujeres de entre 16 y 30 años. La concejal ha asegurado que el pasado año el 93% de las agresiones sexuales fueron cometidos por hombres hacia mujeres. “Además, hubo 250 violaciones en Barcelona”, ha resaltado.

El stand se ha instalado en el cruce entre el paseo Marítimo y la calle Trelawny. Allí se informará de que además del acoso y la agresión sexual también son víctima de este tipo de comportamiento machista las receptoras de comentarios ofensivos y degradantes, insultos, persecuciones, tocamientos no consentidos e intentos o consumaciones de violaciones. “El límite siempre lo pone la mujer”, ha remarcado. “También tenemos la obligación de sensibilizar al conjunto de la sociedad para evitar que seamos cómplices al mirar hacia otro lado”, ha resaltado.

En el puesto trabajan cuatro personas cada noche. Dos ofrecen información y las otras dos patrullarán la zona entregando folletos informativos en castellano, catalán e inglés. Esta pareja mediará si observa algún tipo de actitud sexista y si detecta alguna situación de acoso pondrá en marcha un protocolo de actuación. Según esta manera de proceder, actuarán con el consentimiento de la víctima, le proporcionarán un espacio de seguridad, apoyo emocional y asesoramiento. Preservarán pruebas, identificarán agresores y contactarán con Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana de Barcelona. Además, los trabajadores velarán para que no se generen rumores y para que la víctima no se sienta culpable de la agresión.

El último balance de la seguridad y actividad policial de 2016 indica que las agresiones sexuales han aumentado un 30% y que más de la mitad de estas se producen en los meses de enero, julio y agosto durante los fines de semana y en horario nocturno.