X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los autobuses de Madrid llevarán pegatinas contra el ‘manspreading’

El adhesivo señala la costumbre de algunos hombres de sentarse con las piernas abiertas ocupando el espacio ajeno

×

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

El primer mes por 1€

Suscríbete
La nueva pegativa de la EMT.

Los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) llevarán pegatinas contra el manspreading o despatarre masculino, la costumbre de algunos hombres de sentarse con las piernas abiertas en el transporte público ocupando el espacio ajeno. Lo ha anunciado el área de Políticas de Género y Diversidad, con Celia Mayer al frente, después de que colectivos feministas iniciaran una recogida de firmas pidiendo medidas como ésta en los autobuses de la EMT y en los vagones de Metro.

La colocación de las pegatinas comenzará la semana que viene en los autobuses de la EMT. Este nuevo icono informativo es similar al que ya existe en otros sistemas de transporte a escala mundial para indicar la prohibición de mantener una postura corporal que incomoda a otras personas. La recomendación "pretende un uso cívico y respetuoso del espacio interior del autobús".

Viene a completar los nuevos paneles informativos que está elaborando la EMT para recordar las principales normas y consejos de comportamiento a bordo de los vehículos. Así incluye obligaciones y recomendaciones como validar el título de transporte, ceder el asiento a quien lo necesita, no poner los pies en los asientos, la prohibición de fumar o solicitar la parada con antelación.

Entre las novedades de los pictogramas también destaca no llevar la mochila a la espalda, moderar el volumen de voz al usar el teléfono móvil y utilizar auriculares para no molestar a los demás con la música.

La Comunidad ha trasladado este martes que no contempla ninguna medida concreta para evitar el manspreading porque el "Reglamento de Viajeros ya dice que a cada uno le corresponde un asiento".